RIO DUERO


Calma chicha del río Duero
que acompaña al zamorano en su quehacer
Azules profundas sus aguas
durante siglos silenciosas
a veces benefactoras
otras traicioneras

Es la personalidad de sus gentes
la que refleja su orilla
Es la historia de la urbe
la que sobresale de la superficie
El silencio de la ciudad
la sobriedad de sus calles
el orgullo de su anchura
Caudal apabullante
serenidad envidiable

Zamora es acariciada
sin cesar, segundo a segundo
la vida empieza
y acaba a sus pies
sin que ni una gota de él
se percate

Buen fin de semana para tod@s

Instantes III


Trenes que pasan
frente a mi estación vital
fantaseo con la osadía
de un salto irreflexivo
En un instante deliro
sueño con lugares lejanos
donde imagino ser más...
ser distinta

Mis quimeras
están de capa caída
será la astenia
estacional y arbitraria
la que me martillea los músculos

Reivindico, me rebelo contra la pasividad
y el silencio que escucho
es más lacerante que el insulto

No quiero viajar,
solo sacudirme esta tristeza
que es doble piel en mí

Los ciclos que me acompañan
me revientan pero... son mi latido

Siguen pasando trenes, sin parar
sigo soñando en saltar

Aniblogsario (un poco de todo)

Hace unos dos años (día arriba, día abajo) que me di la bienvenida en este blog. Como testigo de excepción, Tamara que ha estado al pie del cañón desde el inicio. Fue una ceremonia sencilla, sin emociones ni grandes aspavientos, una simple declaración de intenciones que se resume en: Escribir, publicar y que se lea. Los primeros días eran copy-paste de ejercicios literarios que escribí en un taller de escritura creativa pero poco a poco esa poeta que atrincheré durante años asomó, salió, se liberó con todas las letras y palabras que guardaba. No es que no se hubiera manifestado hasta entonces, lo que ocurre es que no la permití ser pública. En el momento en el que vio el escenario del blog abierto y tenuemente iluminado le faltó tiempo para actuar… y hasta hoy.

Llevo publicados, entre los poemas de este blog y el de Pasión y desencuentro, casi 100 (ufff qué vértigo…). A unos los considero buenos, otros no tanto, pero todos son parte de mi. Hace tiempo, en algún comentario, dije que no me gusta hablar y descubrirme, que no cuento cosas de mi, pero debo retractarme. En cada palabra que suelto, en cada comentario que respondo, en cada verso o devaneo que publico, no puedo evitar verterme así que es en este post donde me confieso del todo: Hola me llamo Avellaneda-Merche y soy un tanto exhibicionista, y totalmente blogadicta y poeta.

Lo que más me gusta de publicar mis escritos es que llegue al que me lee, a vosotros que entráis en este huequito y dejáis comentarios, o a los que sé que entran, leen siendo anónimos (y amigos) y no dejan señal de su presencia. Una piel de gallina tras leer un poema es el mejor reconocimiento… ¿Cuántos caldos podía hacer con vosotros? Espero que muchos :)

Una vez me preguntó Ana r (paisana que está aquí conmigo también desde hace tiempo) de donde venía mi nick Avellaneda y daba un dato con el que acertó de pleno. En un principio el blog se llamaba como yo, no había dudas de que Merche Lozano tenía un blog, pero tuve que modificar el nombre por motivos clasificados X y pensé en usar el nick con el me bauticé para un concurso de relatos que, al igual que te pasó a ti Nerea, no gané: Edibe Avellaneda. Esa es mi alter ego.

Edibe significa Escritora en árabe (dato confirmado amablemente por n&r) porque la verdad que día a día me siento más escritora y no veais lo bien que me hace, ¡a dos palmos del suelo que voy! (léase con tono irónico ¿eh?).

Y Avellaneda es la mujer que consiguió para Martín Santomé lograra La Tregua en su gris vida de viudo contable y se llenara de recuerdos y momentos sencillamente mágicos. El mérito de este personaje le pertenece enteramente a mi amado Mario Benedetti, él consigue de una manera increíble y a base de coser el relato con frases de nevera que Avellaneda -la antagonista- logre que el protagonista aprenda a vivir... yo de mayor quiero ser; primero como mi madre y segundo como Avellaneda, bueno y escribir como Benedetti, claro.

Ahí está el significado del nombre del blog y aquí estoy yo, dos años después de esta andadura que nunca pude imaginar llegara hasta aquí. Empezó siendo un rincón de pocas visitas y hoy día cada vez hay más gente interesante y a la que voy conociendo poco a poco. No quiero soltar aquí y ahora las lágrimas, ni deciros los buenos momentos que he pasado leyendo vuestros rincones… bueno, si… por qué no. Me encanta leer los inteligentes y sensibles textos de Raindrop, los ácidos y lúcidos relatos de Instigador, el humor de Tanhäuser, la desbordante alegría (y el reciente amor) de Soloyo, las lecciones, la paz y el buen rollo de mi querido Julio, la juventud (y también amor) de Nerea, las disertaciones de Xiketä, los grandes poemas de Ana r y también de Basquiat, las locuras de mis jóvenes Chris y Grazalema (me gustaría leer más a mi sobrina Beyond pero nos tiene un tanto olvidados)… Mi apartado de “Hay que visitar” cada vez es más grande porque descubro rincones nuevos que me aportan instantes que significan mucho para los que los escriben (Pizarr, Sib, Tormenta, Baraka, Danielí...) Me olvido de tantos… pido disculpas.

Inicié mi andadura en el mundo del blog con 2 enlaces importantes: Tamara mi gran amiga y escritora que me llena de sensaciones, consigue trasladarme a mundos diferentes y fue quien me dio el empujón para que publicara mis escritos; y Miguel del que me encanta leer su lado más sensible. Y luego están los blogs en los que comentaba antes más que ahora y que también recomiendo como Fogonazos (el saber no ocupa lugar y lo que entretiene), la mujer tirita y Montt desde donde nos hemos enlazado muchos de los que nos blogconocemos.

En fin, que me enrollo y no paro… este iba a ser un post sencillo de cumpleaños y está siendo una disertación interminable.

Aprovecho este momento para hacer dos cosas que tenía pendientes. Mi querido Raindrop me hizo una mención que creo os corresponde a vosotros. Desde su rincón en el que me siento tan cómoda me otorgó el Premio Calidez. Lo recibí en un momento difícil y me supo a ánimo y a cariño. No sé cómo mostrar mi agradecimiento pero él sabe que lo tiene. ¿Tengo que entregarlo a alguien? Creo que me es imposible, es vuestro, es de todos y por eso os digo que lo copieis y os lo pongais en vuestros blogs

Xiketä también se ha acordado de mi y me ha propuesto un reto (muchísimas gracias por acordarte de mi). Debo escribir en un post seis cosas sin importancia que me gustan y pasarselo a otras seis personas. Creo que es un ejercicio divertido con lo que estaría bien que quien quiera lo haga, cuando quiera y como quiera. Lo sé, no es la norma pero… ¡me gustan tan poco las normas! Hay otro ejercicio que a mi me encantó hacer y que, si queréis, podéis ver en mis primeros post. Se trata de la lista de los Me gusta/ no me gusta (momento que se podría considerar autopublicidad retroactiva del blog ;o))

Ahí van mis seis cosas sin importancia que me gustan:

  1. Quitarme la ropa según llego a casa

  2. Hablar, reir y bromear con mis amigos y esas horas y horas de charlas para arreglar el mundo

  3. Enrollar entre los dedos envoltorios de caramelos, cuentas de restaurantes y papelitos varios

  4. Observar, desde la retaguardia, a la gente que pasa por la calle donde trabajo

  5. Callejear sin rumbo por las calles de Madrid

Uy… ya llevo 5 y me quedan muchas, pero permitidme extenderme un poco en la última que espero que compartais:

Cantar a voz en grito una canción que me encanta y cuyo estribillo es el resumen de mi perfil: Undiscovered de James Morrison. Os pongo el vídeo y la letra con la traducción que mi querida amiga Marcela me ha facilitado (yo lo canto al mejor modo wachi-wachi-candemor pero seguro que vosotros teneis mejor pronuncieson)

"Undiscovered"

I look at you, you bite your tongue
You don't know why or where I'm coming from
But in my head I'm close to you
We're in the rain still searching for the sun
You think that I wanna to run and hide
I'll keep it all locked up inside
I just want you to find me
I'm not lost; I'm not lost, just undiscovered
We're never alone we are all the same as each other
You see the look that's on my face
You might think I'm out of place
I'm not lost, no, no, just undiscovered
Well the time it takes to know someone
It all can change before you know it's gone
So close your eyes and feel the way I'm with you now
Believe there's nothing wrong
You think that I wanna run and hide
I'll keep it all locked up inside
I just want you to find me
I'm not lost, I'm not lost, just undiscovered
We're never alone we're all the same as each other
You see the look that's on my face
You might think I'm out of place
I'm not lost, no, no, undiscovered
I'm not running
I'm not hiding
If you dig a little deeper you will find me
I'm not lost, not lost, just undiscovered
We're never alone we're all the same as each other
You see the look that's on my face
you might think I'm out of place
I'm not lost, no, no, just undiscovered
I'm not lost, not lost, just undiscovered
We're never alone we're all the same as each other
You see the look that's on my face,
you might think I'm out of place
I'm not lost, no, just undiscovered

"Por Descubrir"

Te miro, te muerdes la lengua
No sabes de donde vengo ni porqué
Pero en mi mente te siento cerca
Estamos bajo la lluvia aún buscando el sol
Piensas que quiero correr y esconderme
Que mantendré todo encerrado dentro de mi
Sólo quiero que me encuentres
No estoy perdido, sólo por descubrir
Nunca estamos solos, somos los mismos
Ves la expresión de mi rostro
Pensarás que estoy fuera de lugar
No, no estoy perdido, sólo por descubrir
Bueno, durante el tiempo que lleva conocer a alguien
Todo puede cambiar antes de comprender que todo ha acabado
Por eso, cierra tus ojos y siente la forma en que ahora estoy contigo
Cree en que nada malo pasa
Piensas que quiero correr y esconderme
Que mantendré todo encerrado dentro de mi
Sólo quiero que me encuentres
No estoy perdido, no estoy perdido, sólo por descubrir
Nunca estamos solos somos los mismos
Ves la expresión de mi rostro
Pensarás que estoy fuera de lugar
No, no estoy perdido, por descubrir
No estoy corriendo
No me estoy escondiendo
Pero si cavas un poco más me encontrarás
No estoy perdido, no estoy perdido, sólo por descubrir
Nunca estamos solos somos los mismos
Ves la expresión de mi rostro
Pensarás que estoy fuera de lugar
No, no estoy perdido, sólo por descubrir
...






PD: He estado unas semanas fuera, desconectada de mi vida de siempre para conectarme en otra realidad, la de la enfermedad de mi madre, enfermedad contra la que aún estamos luchando. Quiero agradeceros una vez más todas vuestras muestras de apoyo porque para mi han sido pildoras que me han ayudado y siguen haciéndolo. Gracias por estar ahí, que sepais que (abusando de nuevo de Benedetti -santa paciencia que teneis- y copioteando lo que me dijo una vez Raindrop): Compañera usted sabe puede contar conmigo no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo. Pues eso. Sin más.

Mujer de Lot




Veo los árboles
como mujer de Lot
paralizados al borde del camino

Mecen sus copas
insistiendo en su presencia
Cuando te percatas
de su baile sinuoso
envidias su seguridad

No irán a lugar más lejano
que en el que plantan sus uñas

Ellos quietos,
el mundo a sus pies
y el poder de saber
dónde se encuentran

Compás de espera (SMS PTCS VII)


Oigo la lluvia caer allá afuera
recorre mi cuerpo imaginario
que flota lejos

Es una sensación de libertad pactada
Me espera

Echa de menos mi visita
y me habla en cada gota que golpea

Es el deseo de volar el que me arrasa
pero he de esperar
observar como el tiempo que no cesa
deja huecos que lleno
a cada instante que me detengo.

No es mi tiempo
No es mi lugar
Hay una tregua que
Avellaneda concede a la vida
que le espera.

Empaco mis cosas para volver un rato a mi vida. Gracias por estar ahí, gracias por todos vuestros comentarios, mails, por vuestro apoyo, por acordaros de esta humilde poeta que os echa de menos.
 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates