SMS POTCS VIII, IX

VII

Cobarde es el inocente
que va por la vida
con los ojos bien cerrados
El que juega
solo con la intención
el que aplica yo no sabía
a todos sus errores
El que se esconde
detrás del odio
El que no habla, sostiene
El que no debate, enfrenta
Pero no es la cobardía
mal de pocos
cada uno tiene su dosis
necesaria para que siempre
haya un valiente

IX
Dicen que la amistad muere
si no hay reciprocidad
Dicen que la amistad
es un tesoro sin dueño
Dicen que la amistad
pertenece a los sinceros
que no duda ante las dificultades
que es valiente
que perdona, olvida, complementa
es un amor certero y fiel
y que cuando muere
falsifica su procedencia


Bruma



Poema número 100

Enfrente
esta la niebla
amante de la incertidumbre
Amiga de las laderas
prima hermana de la corriente

Escala con fiel sigilo
por los bordes
aristas que se tornan suaves
falsamente suaves

El filo del monte
se hace invisible
como la pregunta
del me quieres

La bruma espera
a que el sol la temple
reitera su presencia
en la mentira
del amanecer

Se disipa
como el mal presagio
y deja la sorpresa
de lo mansamente oculto

Erase una vez...

Pensarás que no hay más razón
que soplar con ganas
a la puerta del destino
y seguir soplando
hasta que las bisagras cedan
por conmiseración para contigo

Pensarás que al otro lado
un caminito de losas amarillas
lleno de indicaciones y avisos
te mostrará por donde ir
creerás estar en el lugar correcto
porque tu sino te lo dice

Creerás a pies juntillas
que lo correcto te espera
porque esa es la única razón
te lo han dicho, ¡vive dios!
El bichito interior te grita
pero estás sordo, mudo
gilipollas

Anda, sigue soplando
que quizá como lobo
consigas derrotar
al tan odioso
sentido común

Hay castillos en el aire
que buscan ilusos
que habiten sus habitaciones
invisibles
No seas su inquilino
escucha la voz que grita
entre el silencio de tus deseos

Microrelato

En un principio éramos lentejas e hizo el patrón-que-todo-lo-domina algo extraordinaro.

Regó el borde izquierdo de una lenteja y de él surgieron un torso, sus brazos y piernas, los pies, el sexo, los dedos de cada extremidad... Y vio el jefe que era bueno.

La humedad moldeó, en la superficie de la lenteja, una nariz, dos ojos y de un repentino estornudo surgió una boca y dos orejas.

Cuando la lenteja abrió los ojos, preguntó extrañada qué ocurría y el señor de pelo canoso se enjuagaba las lágrimas de la risa




Este relato fue seleccionado en el concurso de microrelatos “Cómo creó eltodopoderoso al hombre” organizado por el departamento de publicación de El Génesis, Gaceta de divulgación de la verdad, pero rechazado de plano por la siguiente razón: "No es un texto creíble, El-Poder-Celestial nunca se ríe”

Corazón de gominola


He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

He soñado con abrazarte
tan fuerte
para meterte
tan adentro
que no quisieras salir
de mi humilde puerta
Que acompañes mi andar
mi querer ser
mi sentir y amar
que aparezcas aquí
y no te vayas
de ningún modo

He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

Imagino mil veces el encuentro
de dos seres que se esperan
y las historias que me recito
¡tienen silencios tan elocuentes!

He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

He estado en el lugar
preciso de tu calor,
acunando mi preocupación
hasta que ésta se ha dormido
Despierto en ella
pero la sensación de dulzura
me escolta y es tan tierna
que temo que me he convertido
en una quimeroadicta…

He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

La imaginación juega
con la soledad de mis sentidos
los subleva volteando
todo lo que guardo
envuelto
en el cuarto
de mis deseos controlados

Pero he visto una película romántica
y mi corazón me ha confesado
que le gusta sentirse dulce
le agrada la ternura de un amor
soñado durante un rato
pero sobretodo manifiesta
solemne
inalterado
que su latir se acelera
sin control
sin límite
al soñar con un beso
en la cercanía de tus labios

He visto una película romántica
y mi corazón se ha desblindado

Un porqué cualquiera


¿Y por qué escribo poemas?
es un misterio de mis musos
que me susurran palabras
inconclusas
con sempiternos ritmos
marcados
no se que quieren de mi
cuando termino un verso
brota otro de repente
como ese gemelo sorpresivo
no esperado
¿soy poeta?
Soy más bien
vomitadora de sentidos
que salen de mi
para no pertenecerme
A veces tengo la sensación
de ser una bulímica de mensajes


Hay un poema que escribí hace unos años y que pertenece al grupo de Pasión y Desencuentro que me apetece trasladar aquí porque es uno de mis preferidos.


Cómo puede un poeta
no enamorarse
con sus versos

Cómo distanciarse
del sentimiento
de la cascada
que brota de su pluma
Sus versos se escriben
escuchando su deseo

No puede ser frío

Se abrasaría con mentiras





Y después de todo ésto nació Edugilos, mi muso imaginario :o)

La igualdad en la creación: Los musos

Me encontraba escribiendo un poema en el silencio de la noche de mi pueblecillo y me dio por pensar en los musos. Si, lo sé, solo existen las musas y no los musos, pero si la ministra puede decir miembras y miembros me adjudico el derecho de poder decir musas e inventar musos.

El caso es que comencé a investigar quienes son estos seres y me encontré con la mitología, la primera novela de enredos tipo Cristal inventada por el hombre ¿Qué no? Anda que ahí no hay celos, adulterio, asesinatos… si Globomedia se pusiera a ello tenía miles de series de televisión con las que forrarse -más- (Cronos el bulímico o En el Olimpo el incesto no es delito).

Las musas son, que lo sepáis, nueve mujeres casi siempre representadas con túnicas largas, vaporosas, con poses no muy cómodas, algunas entradas en carnes y con la mirada dulce. Sus orígenes son confusos por que se dice, se comenta, se rumorea que tienen varios padres y madres aunque la versión más extendida es que son hijas nacidas de nueve noches de amor entre Zeus, el dios de todos los dioses y de Mnemósine, la diosa de la memoria.

Los nombres son muy sugerentes como los de todos los dioses antiguos:
Calíope musa de la poesía épica





Clío de la historia,











Erato de la lírica y la poesía amorosa,












Euterpe de la música y la poesía lírica,












Melpómene de la tragedia,
Polimnia de la poesía sacra y la geometría,












Talía de la comedia,












Terpsícore de la danza y


Urania de la astronomía y la astrología.










Y claro, me dio por imaginar cómo podrían ser los musos. La primera imagen que me vino fue un hombretón vestido con esas túnicas vaporosas de colores fuertes, en poses poco cómodas y con la mirada perdida... y como que a mi esa imagen me pone poco, vamos que con un muso así no podría escribir ni un mal verso. Entonces, ¿cómo sería mi muso? No es que lo necesite para escribir poemas o historias, es más, muchas de ellas provienen de momentos, situaciones y retazos de conversaciones que me pasan al lado, pero si que creo que el muso está ahí, en mi espalda, guiando mi mano y marcando las frases en su justa medida. También es cierto que cuando recreo situaciones de sensualidad hay, ahí si, protagonistas reales. El se siente celoso pero me comprende, el muy truhán sabe lo que mi piel está luchando por expresar y me va señalando el camino.

Bueno, pues definitivamente y después de meditarlo unos segundos, llegué a la conclusión que mi muso es una mezcla de un osito por lo tierno, Eduardo Noriega por lo atractivo y Gila por lo gracioso. Todo eso en una buena pipeta y agitado antes de usar es mi muso que me sopla las frases, me dice donde debo de poner el acento, dónde la pausa y con lo que, cuando termino de escribir, casi siempre me sorprendo del resultado.

En un momento de osado atrevimiento le he bautizado siguiendo los cánones inexistentes de mi iglesia particular mencionando la siguiente oración:
Te bautizo como Edugilos en el nombre de esta que quiere que le acompañes siempre en lo bueno y lo malo, en la salud y en la demencia, en la creación seria y en las locuras que surjan, para poner sesera o sal allá donde se necesite y todo esto hasta que decidas que tu valía no es reconocida por mi creación y vueles a la chepa de otra creadora que te mime más y que eso no ocurra nunca por los siglos de los siglos. Amen.

Y diréis que me habré quedado a gusto y me gustaría daros la razón, pero fijaros que desde que he dado vida a Edugilos no hace más que emplazarme frente a la página en blanco, azuzarme para que escriba y la verdad que una no tiene tanto carrete últimamente.

Pero eso si, prometo actualizar pronto y en este caso el post será más serio, en concreto el poema que ha dado lugar a esta chorradica.

Disculpen esta locura transitoria, y ya puestos, las que vendrán.



Cuasi Olvido



Escapa la razón
por recovecos inaccesibles
lagunas serenas
que mecen sus olas
sobre el recuerdo más cercano

La hora olvidada
avanza a tientas por la vida
con pasos cortos
que evidencian lo perdido

Su mirada verde
pregunta sin palabras
Conversación congelada
como temiendo
que en cada palabra dicha
le gane la partida el olvido

Su brazo agarra firme
para hacer más seguro
el caminar hacia delante.
La risa es artículo de lujo
la palabra susurro contenido
las manos lenguaje simple
de breves caricias furtivas.

El devenir del segundero
acopla el ritmo pausado
acaba de abrir su alma
descuida el porqué
cuando observa su rostro
frente al espejo

Es el tiempo del silencio
acoplado a su oído
el tiempo del riesgo
prendido en su frente
 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates