TERNURA

Como el algodón de azúcar,
como el tropezar de un torpe osezno,
como los ojos de un niño
mirando alucinado una marioneta

Se han vuelto las tornas
ahora te veo, te miro
como sé que tú lo hiciste

Ternura, a estas alturas
me inspiras ternura,
ganas de estampar en tus carrillos
miles de besos que mereces

Me miras desde ese eterno guiño
y me sorprendo por tu inocencia.
Sé que me estoy despidiendo
poco a poco,
disfrutando los días
entre mimos y riñas cariñosas
mientras intento amoldarme por dentro
previendo un hueco.

Te abrazo y avanzamos juntas.

Pensé que te había amado todo
pero me equivoqué
porque te quiero tanto
que, como dicen, duele
por tener que verte desde mi atalaya
de supuesta cordura
alegrándome cuando apareces de nuevo: Tú.

Y lloro disfrutando de tu calorcito
de la caricia de tus manos entre las mías.


"La mujer que mueve el mundo" Presuntos Implicados.
La mujer que mueve el mundo con sus manos
no descansa, no tiene calendario
y hace girar el día a su compás, y hace feliz de tanto como da

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates