...Vaya suerte que tengo...


 "Con un canto en los dientes" Tontxu
 


Una mano en el hombro

Un silencio compartido

Un abrazo apretado

Una carta con sello

Un bizcocho de limón

Un espera que voy contigo

Un respeto a las soledades
A los tiempos
A los aciertos
A los errores


Enfados breves

Desencuentros inútiles

Latidos de risas

Bocajarro de carcajadas
De esas que quitan años
De esas que hacen cosquillas
Que te hacen flotar
Abrir los ojos
Y pasar, a pie, el abismo


Largas horas de sucesos
De cambios
De buenas noticias
Espectaculares
Malas
E incluso nefastas 


Tiempo relativo
Que se suspende
Entre conversaciones


Historias invisibles
Todas ellas


Un tú puedes

Un te equivocas `

Un estoy aquí

Un a pesar de todo

Una suerte
 
Un lujo
 
...
Es una lista inacabable que termino aquí
con la esperanza de regresar para añadir
miles de renglones.
 



RECETA



La percepción de los momentos depende
de los gramos de entusiasmo con que se vivan.


Las ruedas del entusiasmo funcionan
si están engrasadas de sonrisas.


Las sonrisas fluyen
cuando el juicio deja huecos libres.


Los huecos de ese juicio
son el hipo de la racionalidad.


La racionalidad se embrutece
si se espesa.


Los grumos en la mente
enquistan las opiniones
que deben fluir libres.


La masa de la conciencia fermenta
cuando reposa durante cierto tiempo;
no mucho para que se olvide,
ni poco para que se pierda.


Una cocción exagerada
hará que se queme nuestro interés
pero una que sea corta
dejará la masa inservible.


Hay que conocer bien los tiempos
amasar con mimo nuestra conciencia
dejar al azar los huecos
y preparar la mezcla precisa
que nos alimente
de las emociones intactas.
 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates