24 de noviembre de 2018

Pasos en Verso

Olka sukhanova


Somos accidentes casuales
abocados a ser tangentes

*-*
Ojalá existieran ecografías para saber
si la decisión que estás gestando es la correcta

*-*

El nosotros dejó de existir durante el tiempo
en el que fueron agotándose las expectativas
del tal vez regrese

*-*

En el límite de los días se oye
el tictac de un reloj de arena

*-*

La vez que abracé una duda
se convirtió en certeza

*-*

En la oscuridad conviven
gatos pardos con ojos llenos de ternura

*-*


5 de agosto de 2018

No olvidar




El odio y su facilidad en aparecer.
La superioridad, ese estatus
que da la ignorancia
alimentada por el miedo
eslabón de una cadena
que nos aprieta,
nos estanca,
nos esclaviza,
nos hace tropezar,
dañarnos,
eliminarnos
una y otra vez.

Vivimos en el mundo del aquí y ahora,
de la amnesia, la asepsia,
la insensibilidad,
la desmemoria, la creencia rápida sin dudas,
en el mundo de no pensar,
de la mentira disfrazada
de una moderna post-verdad,
en el de las etiquetas,
tengo razón digas lo que digas,
en el del cállate que no sabes de lo que hablas,
el de la crispación, el odio rápido y gratuito,
en el del dolor y de la rabia que no cambia,
en el del odio que cava más honda
la zanja de la división.

La historia es esa cicatriz
que te recuerda “por ahí no”, “así no”
tiene el afán de repetirse
se empeña en gritarnos
despropósitos, odios, miedos
superioridades, ignorancias
señalados como chinchetas
en nuestros presentes calendarios.

Empeñémonos en recordar
hasta que consigamos
no volver tropezar
en las mismas traiciones.
No olvidar nunca
(N)Os lo debemos.
___
Una madrugada del 5 de agosto de hace 79 años se grabó en nuestro calendario humano como un día que no debió suceder, como tantos otros antes y después. Hoy, una madrugada hace 79 años 13 jóvenes fueron fusiladas por estar en un bando, en ese instante “no correcto”. Hace unos años decidí recordar, no olvidar y seguir en el empeño de no caer en el odio, el miedo, la ignorancia ni en el olvido.

Que sus nombres no se borren de la historia.


20 de julio de 2018

Visto en una sombra

Oculta sus palabras
para no destacar
rutinea su latido
acompasando su reflejo
al ritmo del eco
que provocan el roce
de los pasos
nuevos, usados, rápidos, rítmicos, lentos, sonoros, silenciosos, confiados, miedosos, tercos, surrealistas, mediocres, grises, vulgares, originales, solitarios, abandonados, conocidos, afligidos, vigorosos, enfermos, despreocupados, intensos, alegres, invisibles, afortunados, soñadores, depresivos, optimistas, saludadores, caprichosos, volubles, atractivos, tuyos, míos, pasados, olvidados, ocultos, recordados, …

Mimetiza su sombra
para quedar tallado entre ellos
despista sus contornos
hasta llegar a la trasparencia
pero por mucho que se empeñe
por mucho que se cubra
la autenticidad de sus aristas
le traspasa,
le asoma,
le dibuja,
le desborda.

Dibujo de @agrume_  en la plaza Tirso de Molina (Madrid) 

28 de mayo de 2018

A la luz de las sombras


A la sombra de la luz del futuro escribo los planes con los que Dios se descojona.

He aquí la zarza de la fe de lo no logrado, de lo incierto.

Grita: "ACÉRCATE Y CREA".

Y solo puedo quemarme, arder con todas las posibilidades.


15 de mayo de 2018

AVELLANEDA: Libro a libro






Comparto una segunda presentación de fotos de "Avellaneda" en manos de gente de bien 😉. El periplo de este libro realmente es muy cercano pero es un viaje que sigue avanzando pasito a pasito. 

Seguiremos avanzando. 


Pedidos aquí 

12 de marzo de 2018

Primeros lectores :)




"Avellaneda" inició su viaje y han llegado a varias manos amigas. Les pedí que cuando recibieran el libro hicieran una foto y me las enviaran.

He aquí las primeras "instantáneas".

Gracias 😊



#amigos #avellaneda #primeroslibros #primerasfotos #yquesiga

30 de enero de 2018

"Avellaneda" Poesía de Merche Lozano


Si, es verdad, lees bien. "Avellaneda" es el título del primer libro de poemas que acabo de (auto)publicar en papel. A mis recién cumplidos 47 años he hecho algo que nunca creí que fuera a hacer. A mis 47 años he publicado mi primer libro (¡ay si, mi libro! de verdad que lo repito y aún no me lo creo).

12 años de escritura y todo lo que eso conlleva han dado resultado un libro de unas 200 hojas con muchos de los poemas de este blog pero sobre todo con parte de mi en todas sus esquinas, palabras y espacios.

Aquí os dejo la portada de mi libro  obra de mi amigo  Ricardo Vernière a partir de esa puerta azul de Sintra que lleva conmigo tantos años.






Y ¿ahora qué? Pues que ahora tengo 47 años y un libro entre manos, a partir de aquí... todo son posibilidades. 

Seguiré informando pero cualquier pregunta, duda o apreciación ya sabéis dónde estoy [merchelr@gmail.com]


6 de agosto de 2017

LATIDOS ANARQUICOS


Soy
latido de sílabas
sin ritmo
sin pausa.
Es mi verso la libertad
de mi prisión tallada.
Alzo mi vista hacia el suelo
que me atrapa.
Vuelo alto en el sueño
de lo no posible, del aún no.
Abro mis ojos correctos
perdiendo la orientación
del horizonte que aguarda.
Se escucha mi verso
no rimante,
el latido anárquico
de las letras que sanan
los torrentes
de mi propósito.

Soy
de latido mediocre a veces,
taquicardia de sentimientos,
borbotones, hemorragias
que dan sentido a un destino
guardado bajo la llave del deber.
Vuelo mirando al suelo
que me ata
con esas cuerdas
cuerdas
de lo bien hecho.
Es mi mente, mi quizás
quien aprieta mis grilletes.
Algún día, me repito, algún día
el vuelo surgirá y tendré que aceptar
la decepción de lo idealizado
Nos ganamos el derecho
a esa decepción
cuando soñamos.

Soy
cuando las palabras
fluyen sobre un papel
tan generoso,
cuando el sentir, la plenitud,
la alegría, la tristeza,
la angustia, el tal vez
se vierte sin parar.
En ese instante
soy
latido anárquico de sinsentidos,
ritmo carente de rima,
construcción de ladrillos
de dimensiones irregulares,
un baile de coreografía errante.

Pero mi quimera es grande,
mi alma elástica,
mi rima anárquica,
y mi futuro
de una arbitrariedad caprichosa.


17 de julio de 2017

PÉNDULO IMPARABLE


Ninguneado el soporte de su hombro
Oye música atenuada de sonrisas

Echando de menos lo ignorado
Sobre cenizas cuarteadas por selectiva indiferencia

Serenidad a golpe de costumbre
Observa el recorrido de un amaestrado péndulo
Ladeando su trayectoria con intención
Espera un nuevo rumbo 
Dejando al azar su desamarre
Aun sabiendo lo imposible del propósito
Deja la oportunidad al delirio que repite visita

Está lejos la decisión definitiva
Sopesa un regreso triunfal

Amarrando el equipaje acumulado
Ultima la huida programada e inútil
Tras lo cual vuelve a ocultarse
Oyendo el murmullo de sus pensamientos
Rotundos sueños inabarcables
Ecos repetidos de posibilidades abandonadas
Sobre manteles llenos de manchas
Perpetradas a propósito 
Enamorada de sombras pasadas
Tremendas heridas cosidas a conciencia
Oscila el péndulo imparable.