REBAJAS



Este año no tengo mucho dinero para plantearme casi nada y decidí, después de esa época de compras compulsivas que es la navidad (de la que aún me estoy desenganchando), no comprar nada en éstas rebajas, pero no comprar no quiere decir no mirar. Sinceramente ir de compras no me gusta nada, en serio, cuando voy a una tienda lo hago todo de un golpe, así que creo que mis compras suelen ser un día cada 2 o 3 meses. También es cierto que, como dice una querida amiga, suelo ser de “compra impulsiva”, puede que una semana gaste y gaste sin orden ni concierto todo lo que debería ir obteniendo progresivamente.

Lo dicho, he ido de tiendas, en plural porque fueron dos, y me vino a la mente el pensamiento de siempre en estas fechas: ¿De donde sacan toda esa ropa? ¿Tanto stock hay? ¿Donde dejan el gusto? No es que vuelvan los 80 o los 70, no, es que se las tiendas tienen tanta ropa acumulada que hay que darle salida. En los estantes, perchas y todos los rincones de las tiendas aparecen prendas de hace ni se sabe los años, esas ropas que no gustaron en aquella época en la que estaban de moda y que tampoco gustan en ésta. Me ha parecido ver una capa de la época de Valle-Inclán a 30 euros

¿Y qué decir de los tonos que hay en la ropa de rebajas? Se que a las mujeres nos tachan de inventarnos colores como verde melón o rosa melocotón maduro pero lo de la ropa de ocasión y de 70% de rebaja sale de cualquier gama cromática. Unos verdes, unos azules, unos… unos… ¿marrones gastroenteritis? ¿Amarillos canarios mustios? Uffff.

No me voy a meter en tallas, total, no merece la pena. Las de huesos grandes tienen que buscarse la vida para poder vestir de manera decente y con algún arremetido por aquí y por allá que muestre que tienen curvas, peligrosas, pero curvas y no un saco informe que parece que dice “a partir de la 46 las medidas son 100 de arriba abajo”. No digo más (sé que hay firmas que se dedican a las mal llamadas tallas grandes, aún creo que queda mucho por recorrer).

En lo que sí me voy a opinar es en el tema de las etiquetas en las prendas. Confieso que he dejado de leer libros y lo que ahora tengo en la mesilla de la cama son las etiquetas de la ropa. ¡Estoy aprendiendo una de idiomas! Ayer creo que perdí un kilo solo al quitar las de:
  • Pantalones, en total 3 y otra con los 3 botones de rigor que te regalan. Con todos los que he recopilado hasta ahora podría cubrir el camino de Madrid a Bilbao tres veces.
  • Top, 2 etiquetas largas con las que he empapelado la habitación
  • Jersey,2 etiquetas del tamaño de las del top

No sé, yo creo que el mundo de la moda debería empezar a pensar en comunicarse en Esperanto e ir introduciendo al vulgo en éste idioma, así nos evitaríamos tener que pasarnos media hora pasando lista a todas las lenguas de la Comunidad Económica Europea y más allá para saber de qué está hecho un abrigo. Me encanta que se me informe clara y exhaustivamente pero a veces la simpleza se agradece, sobre todo cuando dicha información va rozando tu piel y te provoca picores y posturas incómodas al retorcerse malignamente.

Ah!, ¿y esas etiquetas cosidas con hilo transparente? En los primeros días ni lo notas pero de repente parece que se sublevan ¡y comienzan a torturarte! Por favor, un poco de misericordia con las pieles sensibles…

Las rebajas.
¿Qué son las rebajas?
¿Y tú me lo preguntas
pasando tu visa
por miles de datáfonos?

Las rebajas son lo que tu quieres que sean; lugar de reuniones sociales, horas de colas para probarte miles de prendas de las que el 90% no te gustan pero están baratas, horas de colas en las cajas de los comercios mientras sigues comprando complementos que no te pondrás, kilos de bolsas de plástico que reciclarás durante años, seudo depresiones al darte cuenta que tras las navidades y también tras el verano ése pantalón que estabas convencida te iba a entrar, se ha quedado de camino a tus caderas, varios cafés con pasteles con las amigas después de este descubrimiento, y también, claro está, compras increíbles a precios de risa si se te da bien eso de las rebajas.

Disfrutenlas si eso.

19 Comentarios:

raindrop dijo...

jajaja muy bueno, muy bueno... me has tocado la fibra (¿algodón? ¿nylon? ¿lino?...) sensible.
Cuando me lancé en paracaídas con mi pelotón más allá de las playas de Normandía el D-day y me capturaron los nazis, sólo funcionó contra mí la amenaza de llevarme a las rebajas... Lo que soy capaz de "cantar"... ¡Maldito sargento Müller! ¡Qué listo era el capullo! Si los rusos llegaron antes a Berlín fue todo culpita mía...

Vamos: ¡que no soporto ir de compras... y menos a las rebajas!

jajaja que os sea leve, consumidores compulsivos ;)

besos (a precio no-rebajado, faltaría más)

raindrop dijo...

aisss si Bécquer levantara la cabeza...

julio-entuinterior dijo...

Sería interesante que cada uno, especialmente una, hiciera un estudio de ver cuánto ha llevado esa ganga que un día encontró en aquélla rebaja. Puede que hubiera alguna que ni llegó a estrenarla, por lo que de ganga nada; le salió carísima.
Pero bueno, hay que seguir la rueda que si no ésto se para :)

Feliz domingo, un abrazo

nerea dijo...

Jajajajaja... si! odio las etiquetas! Me hacen mucho daño y siempre tengo que quitarlas pero mientras hace unos años solo quitabas una... ahora, como bien has contado, ¡son un huevo!¡y cada ve más grande! Sí cada vez que tengo estreno algo nuevo tengo que levantarme media hora antes de la hora que me levantaba solo para dedicarla a quitar etiquetas....
:-D

Totalmente de acuerdo contigo... yo también he intentado controlarme (también soy adicta a la ropa...) y bueno... casi lo he conseguido... sólo he ido una vez de rebajas y ¡la ropa era super rara! así que en realidad fueron las tiendas las que consiguieron que no recayera mucho...

Besicos!

Avellaneda dijo...

Raindrop
¿Así que con eso se te puede torturar?... interesante... jejejeje me he imaginado ahi la escena "Confiesa Raindrop! si no nos dices lo que queremos saber te atamos al brazo de la señora Martínez que se va ahora mismo a las rebajas!" XoD
Y si Bécquer levantara la cabeza ¿no crees que hubiera hecho una oda a esa locura cromática? Besos 100% algodón ;p

Julio, además de comprar cosas en rebajas que no te pones, también existen esas prendas de, "jo qué bonita es, me queda un poco justa pero en 2 semanas, me entra!". Pero bueno, intentamos hacer eso las menos veces posibles. Un beso

Nerea, ¿has conseguido no picar? ¿ni una horquilla? ¡¡¡Bien!!! Bueno, las rebajas, si tienes dinero y consigues comprar lo que necesitas están bien, pero eso nunca pasa. Mantente firme! :-) besos

Por cierto ¿sábeis cómo se dice Planchar después del lavado en polaco? Prasowac po praniu -con acento en la c-. Es por si vais a Polonia y se os ocurre planchar antes de lavar la prenda.

Buen domingo e inicio de semana!

raindrop dijo...

jaaj sí, fue más o menos así
Brrrr!! qué terrible recuerdo!
(todavía tengo pesadillas y me despierto sobresaltado por las noches)
Con Bécquer no sé, pero con Benedetti sí que me iba yo de rebajas ;)

besos

Avellaneda dijo...

¡Anda, y yo! ¿le llamamos y nos vamos los tres? jajaja
bss

nerea dijo...

No consegui no picar... :-( consegui no picar mucho... un par de camisetillas... pero ya es un logro en mi... jajajajajaj...

Tanhäuser dijo...

Jajajaja
Buenísimo, Avellaneda. Cuánta sabiduría en este texto.

Te aseguro que esto verdad. Un día se me ocurrío sugerirle (de broma) a una dependienta de la Benetton que vendiesen sus prendas con un libro de instrucciones a parte. Ella me miró extrañada y me dijo, socarronamente, que no era tan difícil ponerse un jersey, a lo que yo le contesté, que lo que me procupaba no era eso, que lo que yo quería era no tener una guillotina de medio metro en mi cuello, donde se me informase de talla, temperatura, composición, forma de planchado, lavado, etc, etc, etc.
Pero entre tú y yo, ¿a que no estaría nada mal?

Besos, simpática.

MBI dijo...

Quisiera que alguien me recuerde en agosto que vuelva a releerte.
Seguiré visitándote.
Un saludo

Avellaneda dijo...

Nerea, ainsss qué vamos a hacer contigo?? bueno, 2 camisetas que espero estén en el escalón de "verte más guapa" y no de esas que usas para estar en casa! :o)

Tanhauser, tienes razón, ¿qué les cosatará que junto a la etiqueta que cuelga -esa con la que casi te dejas los dientes al cortarla-, pusieran el dossier de instrucciones de materiales, etc que además ¡nunca lees! Bueno, yo si, que ya digo que estoy aprendiendo idiomas. Me voy a prainu (duchado y lavado será lo mismo no?) Bsos majete

MIB, ok, te aviso cuando lleguen las siguientes fechas de rebajas. ¡Gracias por tu visita! aquí tienes un lugar para cuando quieras.

Xiketä dijo...

Jajajajajajaja....me parto!! Mira que yo tengo una tienda de ropa....pero también soy, he sido y seré consumidora por mi parte.
Primero mi opinión como empresaria, las rebajas son una forma de quitarte de encima toda esa ropa que en temporada estabas convencida de que ibas a vender...y no ha sido así. También se aprovacha para intentar (y digo intentar) vender lo de hace una o dos temporadas que tampoco se ha vendido...es una lástima si no se vende, porque tú lo has pagado, y sino recoges aunque sea el coste...pérdidas puede significar, porque se mal vende o casi se regala a gente que la compra para mercadillos.
Como consumidora, te digo, que prefiero mil veces comprar en temporada, solo por evitarme las colas del vestuario, las de la caja para pagar, el desorden de la mayoria de sitios, la ropa con defecto, la ropa hecha un asco, la ropa de hace 3 años que se empeñana en mantener "por los siglo de los siglos"...en fin, que vale la pena comprar en temporada..aunque te cueste más caro, sobre todo en los grandes almacenes.
En cuanto a las etiquetas....es muy fuerte!!! la biblia en verso te cosen a cualquier costura! si es que más valía que llevaran innstrucciones, como los dvd, no?
Besos, me ha gustado tu post!

SOLOYO dijo...

Me deshuevo con la preguntita a lo Becquer! jajaja.
Pues sabes qué? Yo me he controlado y no he comprado nada... Claro que me lo he gastado en copas. Una ruina.

Tamara RL dijo...

Las rebajas son un askako. Sentimos una especie de "necesidad" de echarle un vistazo, y además de agotados, acabamos sintiéndonos fatal por no encontrar ese pedazo de chollo que siempre ecuentran los demás ("¿te gustan mis pantalones?, pues 5 euros me han costado"). Soy de natural torpe para encontrar la joya de la corona, se me da fatal luchar con tantos brazos entrenados para pescar la prenda ansiada, siempre me quedo fuera de juego, me da como tristeza ver las estanterías arrasadas..y siempre pienso en los pobres dependientes exhaustos y bregando por calmar a las fieras desatadas.
En fin, que se me da fatal comprar y no me gusta mucho tampoco, la verdad.
Y debo reconocer que el momento etiqueta no puedo con él. Siempre raspan, siempre estorban, siempre hay que terminar cortando y amputando...aaaagggggg.
De todos modos, lo que no está de rebajas es tu estilazo escribiendo, amiga.
Me parto contigo...me ha encantado.
Muchos besosssssssss

Avellaneda dijo...

Xiketä
Gracias por tu visión desde el otro lado, muy interesante… algo de eso entiendo que hay pero claro, sacar todos los años las mismas prendas que no se venden ni para atrás… ¿nadie les ha hablado del reciclaje? Por ejemplo hacerse un bolso con calcetines de rombos de esos que se llevaban hace años, o venderla a tiendas de disfraces para vestirse de “invitado de Directísimo” del Iñigo, no sé.
Así que somos de temporada, si señor. Besos SIN etiqueta.

Soloyo
Mira, lo de gastarse el dinero en copas está bien pensado y ahora que reflexiono ¿para cuando las rebajas en los bares? ¡50% de descuento en el cubata de habana 7 con cocacola ya! Besos y en cuanto al meme ya tendremos unas palabritas tu y yo :o)

Tamara rl
Si es lo que yo digo, que tu y yo semos almas gemelas. Eso de irse de tiendas y pegarse ahí por una prenda… donde esté el vente-privee de nuestras entretelas y nada de Acliclas, todo de marque buena buena! Jeje.
Eres mi mejor fan Mari, si egkeeee. Un beso de estos de Villaverde! :op

Tormenta. dijo...

Pues yo nada este año nada de rebajas,de hecho desde que trabajé tantoss años en tiendas de ropa,como que se me fueron las ganas.. ufff y qué paciencia hay que tener,para ir de compras y para aguantar a según quién.
Saludos,.

SOLOYO dijo...

Lo has visto y no me dejas coment? Muy mal... Oye, ya he dicho que no es obligación eh? jeje
Besos.

50% de dto en los whiskies!

Avellaneda dijo...

Tormenta
La verdad que estar de cara al público es algo complicado y más cuando hay chorrocientas personas en el local volviendose locas buscando tallas, haciendo colas en los probadores... Saludos

Soloyo
Bueeeeeeeeeno, vaaaaaaa que ya te he contestado en tu post... si es que según leí el tuyo me puse a mirar canciones!! no sabes lo que has hecho :op. En fin, que lo voy a disfrutar (ah! no se lo digas pero no creo que sea yo quien enmarrone a Raindrop... tengo algunas en la lista, así que se lo cederé a Nerea -hehehe-). Un beso y ánimo!

Ana R dijo...

Jjajajajajjaja, pero que malévola...Para mí son muy `rácticas, en serio.Y las aprovecho al cien por cien...me sale a cuenta.

Un abrazo

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates