El mundo de los ysis

El mundo de los ysis, tal vez y quizás es terreno intangible y existente en algún lugar, en algún momento.

El mundo de las oportunidades que se esconde cuando tu inseguridad te inunda.

Hipotecas, lazos de sangre, sentimientos tan grandes que te olvidas un poco de ti.

Pero el silencio de un adiós o de un hasta dentro de poco abre la posibilidad de todo lo que puede ser si alargas la mano.

Perdido el sentido práctico te inundan las posibilidades. Ahora es el momento de elegir, la cuestión es plantearse bien la pregunta

¿Hacia donde?

Maldita bola de cristal hecha añicos con la madurez


Último escrito del 2008. La inspiración me ha abandonado estas semanas, debe ser que también está de vacaciones, pero espero que vuelva con fuerzas renovadas después de la resaca de tanto turrón, vino, polvorones y cordero.

Lo escribí hace un tiempo pero como eso de iniciar un año nuevo es sinónimo de ysis y talvez pues ¿qué mejor fecha que ésta?


Que estreneis bien el 2009. Un abrazo compañer@s

... libres de pecado



Para tod@s los que entráis y salís por esta puertita. Gracias.

Sonríe en mi ausencia
porque percibiré
que se acompaña

Acude a mi lado
cuando no te lo pida
no siempre se hacerlo

Simplemente sé
es un deber a cumplir
la vida lo da
sin pedir nada a cambio

Tráete tus complejos
podemos liarlos con los míos
así acabarán de descojonarse
de nuestros caprichos

Mírame así como sabes
podré verme tal como soy
con mis defectos
presentes afectos no aceptados

Quiero que estés
necesito tu aliento
tu palabra, tu silencio
como necesito el abrazo
intuido en tus pestañas

Riámonos del futuro
compadezcámonos del pasado
no nos dolamos por su partida
avancemos hacia nosédónde
con la sorpresa como prendedor.

Me abrí de par en par
no es hora de arrepentimientos
si no de girar
bailar con los ojos cerrados
la melodía que se tararea
cuando las cosas no vienen bien dadas

Tráete tu ironía
compartamos chistes malos
para pasar el rato entre risas
que nos dejen
libres de pecado


Acompáñame hasta que quieras
pero cuando te vayas
no cierres la puerta
El aire fresco te traerá hasta aquí
sabré que eres tú
cuando la cortina
alegre
sea tu sombra.




Aprovecho esto de las fechas en las que estamos para desear que paséis buenas vacaciones y que todo lo que viváis sean buenos momentos.
Nos seguimos leyendo

Meme pendiente y publicidad bloguera

Qué me hace feliz…


1. La risa. Es fundamental, me hace feliz hacer reír a mi madre cuando le digo “mammmmma cuánto te quieroooo”, hacerla reír con cualquier pretexto y también cuando alguien se ríe a carcajada limpia. La risa franca me parece lo más puro del ser humano

2. No tener que poner el despertador

3. Ver el mar, escucharlo durante horas… o segundos

4. Querer, pero sobretodo sentir que me quieren aunque no me lo digan. Los gestos de complicidad son fuente de energía impagable

5. Ir conociendo a mis amigos, disfrutar y sufrir con ellos

6. Escuchar música en la soledad, captar de repente un verso suelto y sentir que te desarma

7. Amar a borbotones y es algo que echo de menos

8. Descubrir el silencio

9. Terminar un poema, escribir y que con ese parto salga una buena historia

10. Cuando consigo engancharme a la lectura y que se me olvide todo, hasta comer, incluso que se me pase la estación y el saber a dónde quería ir

11. Haber conseguido lo más aproximado al guión de Amanece que no es poco (¡bien!)

12. El antes, el durante y el después del sexo

13. Conocer gente interesante, escuchar, observar otras vidas. Si las acompaño o no en el camino, es lo de menos. Lo que me gusta es ver otras realidades con las que poder nutrirme. Es un acto meramente egoísta, pero me hace feliz

14. Vencer al autoflagelador y autocensor que todos llevamos dentro, en definitiva, derrotar al miedo

15. Pasar el punto 14 y darme cuenta que aún hay más razones que me hacen feliz

16. Tomar un vino después de una dura jornada de trabajo

17. Ver la ilusión en una mirada, es una especie de contagio

18. Dormir a pierna suelta

19. Soñar lo que tanto deseas, aunque creo ser más feliz cuando vivo un sueño. Me siento igual que un rey mago

20. Un día de lluvia (que no tormenta) tras muchos días de calor

21. Un baño relajante

22. Las buenas noticias

23. Calmar las lágrimas de un amigo.

24. Ver a quien echas de menos

25. Besar con pasión, con deseo, con amor

26.- ...

Efectivamente, esto es un meme ya cuasi caducado que me pasó por azar Tormenta hace unos meses (lo prometido es deuda Tormenta :-)). El enunciado decía que debías escribir 14 cosas que te hacen feliz.

En un principio me asusté porque no creí que hubiera tantas pero hecho el esfuerzo inicial se han ido acumulando, acumulando hasta convertirse, en el día de hoy, en 25 cosas que me hacen feliz (y dado el cariz que ha tenido este 2008 que se está acabando, que me hayan asaltado tantas es un milagro…).


Y ya aprovecho este post para hacer publicidad de un espacio que me gusta visitar, el blog de mi amigo Sergio Tragedias Cotidianas. Son relatos que publica cada 15 días con la muerte como protagonista bien principal, bien secundario. Como dice su autor, no asustarse, son solo cuentos.
Además tiene un apartado llamado Tu muertecito en el que puedes enviar tu relato con la misma temática y lo publicará en su espacio. Si alguno se anima ya sabe porque, digo yo, ¿quién no tiene un muertecito que sacar a la luz? Creerme es una buena terapia para liberarse de ellos.

Pues nada más por mi parte, ahora, si queréis, me gustaría leer vuestras aportaciones. A ver díganme ¿qué cosas os hacen felices? ¿Algún muertecito que declarar?

Reflejos


Cierra los ojos

¿Me ves?

Soy el del abrazo apretado
aquel de los ojos curiosos
Asustado me recibiste
y nuestros temblores se pararon

Te dije tantas cosas
creo que las recuerdas todas
Me acerco a tu duermevela
y por eso sé que me recitas

Reconoces que no tiene mucho sentido
El paso de los años
me ha convertido en el que no soy
pero no nos importa

Advierto tus manos recorriéndome
la emoción rodea tu aura
Perpetúas el color de mis ojos
la curvatura de mi espalda
las pecas de mi nariz

Poco te importa que no sienta
tu oreja en mi cuello
ni tu boca en el borde de mi hombro

Conjeturas mi respiración
Con ella concilias el sueño

No abras los ojos aún

Siento que tiras de mí
me traes a tus nostalgias
A veces no quiero regresar
pero hoy si
lo deseaba secretamente

Cerré los ojos y te vi
abrazándome,
mirándome
mientras callabas el adiós

Siempre nos quedará este espacio
inexistente
nuestro París inventado
a él regresamos
cuando la añoranza se pegue como la miel

Quizá no sea bueno
recordar tan vivamente
pero debo agradecer que me regreses
que mis besos guardados te despierten

Los momentos no volverán
pero nos quedan las hebras
de lo que tejimos

Sigue creyendo en la decorada verdad,
porque
por segundos se levanta
y te reconoce.

Anti-Calimero


No me gustan los calimeros
los de esto es injusto nadie me quiere
los de debes ser mi amigo me lo debes
los de me enfado si no me aceptas,
¡a mi! Que soy tan bueno

los que te intentan tocar
la parte sensible
los que dominan
el chantaje emocional como arma

Cada alma tiene
su responsabilidad,
su sombra terrena
que debe trabajar
Son forzadores
de químicas sentimentales
los que obligan a opuestos polos
a atraerse

Los hay de mía o de nadie
los de si no me quieres
te vas a enterar
los que son tan cobardes
que su mayor miedo
es enfrentarse a si mismos

Somos complicados
e incluso parecer inofensivos
pero algunos son
unos cabrones manipuladores
que usan el disfraz de víctima
cuando son acosadores

Mikel Laboa, Goian Bego



Hoy ha fallecido Mikel Laboa, uno de los más importantes cantautores vascos. No es uno de los que haya seguido, pero algunas de sus canciones me acompañaron desde enana.

Esta canción que os dejo aquí la he cantado en numerosas ocasiones. Desde que he conocido la noticia la melodía me ha perseguido y quería compartirla. Para mi es la nana de mi infancia y adolescencia de la que se pueden sacar las lecturas que cada uno quiera. Su letra es simple, pero su sentido es... todo lo contrario

TXORIA TXORI

Hegoak ebaki banizkio
nerea izango zen
ez zuen aldeegingo

Bainan horrela
ez zen gehiago txoria izango

Eta nik...
txoria nuen maite....

PAJARO

Si le hubiera cortado las alas
hubiera sido mío,
no hubiera escapado.

Pero así,
habría dejado de ser pájaro.

Y yo...
yo lo que amaba era un pájaro

Tras un mar hecho escalera

Foto facilitada por Marcela. Gracias por formar parte del juego

Los tobillos hinchados, el cuarto de baño en sobreexplotación, sueño, mal humor, estrés… Esa era mi situación entonces, unas semanas antes de tu venida. Me convertí en un ser insoportable, bellamente embarazada pero insoportable y Sebastián aguantaba pacientemente.

Creo que a los hombres también les afecta el embarazo. Desde luego que no como a las mujeres ¡ojala! Pero sus hormonas o sus planteamientos o… también se modifican.

Se convierten en seres exasperantes de tan prácticos y tranquilos. Imagino que habrá de todo pero desde luego que Sebastián se había transformado. Nunca fue tan amorosa e irritantemente atento. A cada queja mía respondía con una maldita sonrisa paciente. Era lo que se dice, un amor… Confieso que en el fondo estaba encantada, pero algo dentro de mí me provocaba un cabreo continuo.

A veces terminaba el día odiándole de tal manera que no podía dejar de besarle. No sé. Me provocaba… Y él, que nunca fue un hombre de dar caricias y atención ¡me respondía con una batalla de abrazos, mimos y besos!

El sofá fue su lugar de sueños casi todos los días aunque a eso de las 2 de la madrugada mi esquizofrenia era vencida, entraba en razón e iba a buscarle para llevarle, entre mimos y solicitudes de perdón, a la cama.

Lo sé, fui un monstruo embarazado, lo confieso

El caso es que era un embarazo deseado, soñado, planificado…. En cuanto anidaste en mí no pude dejar de quererte, era el fin que perseguíamos. Pero me alteré de tal manera que no conseguía controlar mis más básicos sentimientos.

Entonces, te parecerá irónica la foto ¿no? Esa sonrisa, la felicidad que se puede leer entre líneas no concuerda con todo lo que te acabo de contar. Debo decir que ese día fue para mi, catártico…

Comenzó siendo una mañana movidita. Me llamaron del trabajo por un problema grave del que, parece ser, era la única persona en el mundo que tenía la solución.

Imbéciles” pensé “¿No conocen esa máxima que dice que nadie es imprescindible?” Pero me vestí a todo correr, me eché la leche caliente sobre mi gran tripa, gruñí al portero, me atasqué en la Castellana y acudí, con mal humor y un dolor de riñones insoportable, a la ineludible cita con mi trabajo “No sé qué harán cuando me coja la baja” pensé, “¡igual me hacen una contraoferta! Mira Sarita… si das tu niño en adopción te triplicamos el sueldo” Me reía sola pensando en mi propia crueldad.

Oye mi niño, ¿tú me perdonarás todas estas tonterías que te estoy contando, verdad? Llevas una semana escasa entre nosotros y te estoy soltando todo esto, solo para que comas entretenido ahí agarrado a mi teta izquierda.

Bueno, sigo. Con las prisas se me olvidó despedirme de Sebastián. El día anterior estuve bastante cuerda y estable, algo raro, solo le contesté 2 veces de modo irritante a sus preguntas y creí que se preocuparía al despertarse y no verme allí.

Bajé del coche mientras buscaba el móvil en el bolso y de camino al edificio de mi oficina fui marcando el número de Sebastián. Me resultó curioso que alguien más en el mundo, además de mi pareja, tuviera como melodía en el móvil a los Aurones.

Y entonces lo vi.

Allí estaba él, junto a Raúl, mi jefe, con una sonrisa de oreja a oreja

- Cariño ¿te apetece un paseo por la playa? Raúl me ha dicho que nos deja las llaves de su apartamento en Conil para pasar unos días, como complemento de tu bono de beneficios en la empresa – me soltó con un guiño

¿Era o no para matarlo… a besos?


Este relato está incompleto, es un texto compartido con el blog Mundo Incontable de Tamara Rosón, si quieres saber qué es lo que ocurrirá pincha aquí

Gracias amiga por tu compañía en este juego que me encantaría repetir muchas veces.

.../...

Oído y captado III


“¿Y?...Me agarró una contradicción”

[Leer con acento argentino]

Una amiga actriz, argentina, con miles de matices y fuertes convicciones ideológico-político-impías me ha sorprendido con esta frase que me ha parecido ¡tan poética! ¿No os parece?

Y la de veces que me pillan a mi las contradicciones…

Supermediocre

Era la hora de levantar el alma y como todos los días no había muchas ganas. Pero su obligación le consumía.

Se vistió y tiñó su cansancio de algo que decir. Rodeado de gente igual, iba escudriñando sus tareas diarias sin saber muy bien por dónde empezar. Almacenaba necesidades perentorias, plazos cuasi-vencidos aumentando así su nerviosismo recalcitrante.

La mañana bañaba su pelo de luz clara, el ruido era repelido por sus pensamientos. Cuando menos se lo esperaba un rostro le interrogó:

-
¿Un cigarrito?

Mientras buscaba entre sus armas vitales el paquete del veneno programado, el transeúnte le preguntaba:

- ¿A dónde vas?

Mecánicamente respondió

- A trabajar

Los ojos negros intercambiaron impresiones, el puñal de la respuesta le dejó a medio camino de la entrega:

-
Tú al menos trabajas ¿no?- apuñaló de nuevo

En ese momento sintió que los superpoderes, que siempre intentaba enterrar, le invadían. Se volvió ceniciento, sus manos crispadas por la amonestación cayeron laxas al lado de su cuerpo. Luchaba contra ello pero Supermediocre le volvió a dominar.

El hombre del café con leche diario, que comía su mundo a bocanadas, desapareció inundándole el ente gris que odiaba tanto. Las palabras salieron a borbotones como dardos aprehendidos

- S
i, y quizá si no fueras un paria…

El ser real reía volteando la indiferencia, dejándole solo con todos sus prejuicios.



Imágenes extraídas del blog Martin se ha ido para siempre


Reedit. 12.11.08: Inicialmente fue prosa, luego poema y lo vuelvo a reconvertir en prosa poética (Soloyo, cuando tiés razón tiés razón :-))

Cuando salgo...

Cuando salgo de mi cascarón
del calor de mi guarida
todo me invade
me toca
me trastoca

El radar adormecido se activa
Comienzo a estornudarme
volteando el ánimo
dejándome vencible
pero irónicamente más fuerte

La trinchera no protege
cuando la vida obstinada
ronda tu debilidad

Quisiera derrotarla
con el amparo oculto
del yo resistente
con la defensa invencible
de la subsistencia

La trinchera es cómoda
la guarida amable
no existe el invierno
aunque sí la soledad enferma
que llama diariamente
a su psicoanalista

Por eso, aun cuando esté herida
salgo a menudo
para extraviar a los virus
contaminantes de miedos

Avellaneda recomienda...

El parte meteorológico para los próximos días no puede ser más invernal así que ¿qué mejor que reservar una tarde para ir al cine? Y ya que me pongo, ¿puedo haceros una sugerencia?




Los que vayáis al cine este fin de semana (del 31 de octubre al 2 de noviembre) a ver esta película contribuiréis a una buena causa: La distribuidora del film, DeAPlaneta, se ha comprometido a donar el 1% de la recaudación en taquilla a las ong’s Adopchina y Morning Tears (para más información sobre su labor, pinchar en sus enlaces)

No voy a hacer una crítica sobre la película porque no viene al caso, solo deciros que emociona en muchos momentos y que, al menos a mi, me ha abierto una ventana a situaciones y hechos históricos que desconocía y a un pueblo que para mi es toda una incognita.


En medio del invierno descubrí en mí un verano invencible
(Albert Camus)

Conspiración (Poebroma V)

Desmelenémonos hoy
hagamos de las horas una burla
de las noticias un cuento
del aburrimiento una destreza
de la conversación un río
en el que descansemos
nuestros pies cansados

Es un ejercicio simple
arquea tus labios
deja que el estremecimiento
llegue hasta tu estómago
que inunde cada palmo
de tu carcasa
Relaja el pesar
agotado de su rol

Seremos
el Rey midas de la risa
el que desternilla
a quien ose mirarlo

Quiero desarmar a la tristeza
antes de que abandone la alcoba
sintiéndose desplazada
por mi jolgorio ingrato
Quiero derribarla a cosquillas
para que conozca
la parte opuesta de su ser

Sería un triunfo
que la tristeza se carcajeara
Ya nada sería lo mismo


Y si ésto no funciona...

(No he podido resistirme...)

Incredulidades



Sola con el mundo
y él ¡está tan convulso!
¿El? No es cierto
Intenta restañar las heridas
que los tacones altos
de la evolución
le provocan

Su generoso manto
está cansado
Los ignorantes humanos
zapatean el futuro sobre él

La crisis golpea sin parar
con su soniquete
ya os lo dije, no me digáis
que no os lo dije


El devenir de la vida avanza
por derroteros oscuros
Quiero saber qué ocurre
aunque no me gusten las respuestas
ni la forma que tienen
de hacernos responsables

Papá Estado acude presto
hacia el hijo pródigo y economista
que en su día repudió a la familia
y se dedicó a engordar su ego,
Ahora vuelve con las orejas gachas
pero sin eliminar su orgullo

Doy la vuelta a mi bolsillo
Junto a las pelusillas
está mi incredulidad
y unas monedas
que ya están gastadas

Me han dicho que las ingrese
como liquidez para tiburones
pero creo que esa especie
debe extinguirse
Sin remordimientos

Oído y captado II


- Tienes que centrarte, dejar de comerte la cabeza. Necesitas estabilidad… deja la pasión loca para los adolescentes

Estaban detrás de mi, en un principio pensé que eran dos señoras muy mayores pero al adelantarme comprobé que eran dos chicas de unos veintipocos años.

Ellas se fueron con su supuesta madurez y sus frases lapidarias y yo me quedé con el deseo de ser una eterna adolescente.

Sin palabras...

video

Tiempo relativo



Saludando la tarde oscura
a lomos de una tristeza
hallé un consuelo transitorio
y sonreí con rostro nuevo

Llega a mi alma el consuelo
de que los días se suceden
calmo mi angustia
por una ausencia que
declarada
aguarda al momento más inesperado

Susurros de un momento que pasó
certezas del rato que pertenece
ilusiones de horas que llegarán
a pasar sin más
pero con la dicha
de ser nuestras.



Se sigue en la lucha,
se avanza lentamente,
se mantiene la ilusión cambiante.
Algún día miraré atrás
y espero tener tantos días para atesorar
que necesite otra vida.

Tu sombra, la soledad y yo


Eran las cuatro de la tarde
cuando apareció tu sombra
a visitar mis rincones aburridos

Soledad silenciosa, intransigente
pidió otra copa
y bebimos nuestras penas
tu sombra, soledad y yo

Nuestras lágrimas terminaron
de calmar la sed
de respuestas
que no tenían preguntas

Repite tu visita a mi casa
cuando la soledad
me deje un rato
porque últimamente
está dando lecciones de fracaso

Acelera el ritmo
de los besos ausentes
para acercar más tu aroma
Respiraré el olor de tu risa
el tacto de tus labios
consumirá mi deseo

Hazme sentir la vida
que, dicen, merezco
pero no me digas
por donde debo tirar

Abrázame y di
a mi oído sediento
que no te irás nunca

Quiero soñar
mi parcela de amor garantizado
el euribor
con interés variable

Malditos cobardes


En un lunes tan triste como el de hoy repito los versos que ya escribí en su día y que NUNCA me cansaré de repetir.

Pero seguiremos luchando
para cambiaros las tornas
para situarnos frente a vosotros
aun cuando nuestra nuca peligre.

Itsaropena apurtzen duzue
baina hemen gaude
NAHIKOA DA ohiukatzeko

Habeis roto la esperanza
pero aquí estamos
para gritaros BASTA YA!

Luis Conde ha sido vilmente asesinado.

El honrror de ser Mary


Vaya por delante mi admiración por ellas, esas mujeres que tan pronto te cosen un bajo, como te fríen un huevo, como cuidan a los hijos o nietos sin que un pelo de peluquería del viernes las despeine y sin que las ojeras se les noten apenas. Y no lo digo en tono irónico, que no, esto es un escrito sobre mi admiración y mi negación vital en ser como ellas. Desisto, lo intento pero desisto

Soy, hoy por hoy, un animal solitario. Tengo mi guarida, mi leonera particular, que es donde me refugio día a día de las inclemencias del mundo y me va bien. Los viernes mi casa es un desbarajuste de papeles por doquier, algún plato, miguillas, un vaso medio lleno sobre la mesa, más papeles, libros y discos desperdigados por el salón. Agradezco el tamaño de mi apartamento ya que a superficies más grandes caos más grande con lo cual, mi pequeño caos tiene límites controlables.

Es el sábado el día de zafarrancho de combate. Recojo, limpio, adecento y… me canso. Me detengo y miro a mi alrededor. Si consigo ver la mesa del salón y sentir que los suelos no son rugosos sino lisos y algo brillantes, respiro con alivio y descanso, negándome a mirar hacia la pila de ropa sin planchar. Me confieso persona de plancha de supervivencia, es decir, se plancha cuando se necesita y se necesita cuando… no hay nada planchado.

Si, se puede decir que soy un total desastre, pero me va bien conmigo misma, me acepto, me tolero y no llego a la crisis. Y si alguna vez llega, que a veces llega la muy…, entonces limpio como si me fuera la vida en ello y en horas vuelvo a mi ser natural, el de mi particular caos.

Pero por necesidades personales he tenido que coger por banda el puesto de ama de casa vacante. Era todito para mi, así, sin anestesia ni nada , y he comprobado científicamente que no es lo mío.

Eso de tener una casa a tu merced donde se limpia, lava, plancha, compra, cocina, asiste, y que ¡oh dios! se desayuna, se come y ¡hasta se cena! todos los días ha sido toda una avalancha de tareas que he esquivado durante años hasta hoy. Y lo he hecho, lo estoy haciendo, todos los días porque hay que hacerlo, porque es así, porque en mi casa es como el respirar y porque hay más gente que vive bajo el mismo techo.

Llevo días en los que las horas parecen de 15 minutos, las mañanas se acortan de una manera vertiginosa y hay una serie de tareas que se vuelven tiránicas para alguien como yo. Por ejemplo en el tema de las comidas.

Siempre me he defendido haciendo algún guiso de vez en cuando para subsistir y que la anemia no me ataque. Las épocas de alimentación equilibrada suelen comenzar todos los lunes que inicio dieta; 5 comidas con sus correspondientes ensaladas, pescados blancos, pechugas a la plancha y frutas. Esta alimentación acaba siempre los martes a la hora de comer. Cosas de los ciclos y de que cuando oigo la palabra régimen me entra un hambre…

El caso es que ahora tengo que hacer comidas sanas y completas léase; cocidos, patatas guisadas, arroces, pasta de vez en cuando. Hasta ahí todo bien, se me resiste el puré de verduras pero no se me da del todo mal. Ahora vienen los segundos platos en los que, excepción hecha de los filetes empanaos de toalavida que no dan más problema que las primeras 500 primeras veces, se complican un poco más como por ejemplo los guisos de pollo o de conejo.

Ingredientes:
  • Cebolla, pimiento rojo y pimiento verde (para elaborar una buena ikurriña pochada)
  • Ajos, sal, un poco de tomillo y…
  • pollo / conejo troceado


Pues si, lo confieso, he tenido serios problemas con esos animales domésticos. Siempre pido al carnicero que me lo trocee para guisarlo peeeeeeero, el otro día me lo trajeron enterito, así, con toda su anatomía perfectamente completa. Solo de verlo comencé a sudar porque ni en la escuela ni mucho menos en la facultad me enseñaron anatomía de animales de consumo humano con lo que no sabía muy bien cómo atacar a esos pobres y completamente desnudos animalitos.

Cuento con mi buena voluntad y con mi consabida cabezonería. Repetí mentalmente “¡ánimo que tu puedes!” y, machete en mano, empecé mi labor anatómico-forense con ese bloque de carne y huesos.

Inenarrable chicos. Hubo un momento en el que parecía la carnicera de Milwaukee machete en mano y un precioso cuadro rojo impresionista en pared, mandil y cara. Eso sí, conseguí un pollo y un conejo de 3 raciones cada uno.

Sigo pensando en cómo no se les ha ocurrido a nuestros próceres de la educación incluir una asignatura en la que se enseñen cosas como coser botones, cambiar enchufes, poner apliques en el baño, utilizar el maldito taladro e, insisto de nuevo, anatomía de animales de corral. Nos ahorraríamos muchos sofocos, de verdad.

En fin, el caso es que he aprendido mucho estas semanas de mary por horas. He estado viviendo casi tres meses en el vecindario de mis padres donde regreso solo por unos días como “visita” y me los he encontrado a todos más viejitos y achacosos. Antes hablaban de los hijos, de las otras vecinas, del tiempo y de las épocas de los cultivos de los tomates pero ahora sales a la calle y si te encuentras con alguien te narra sus dolencias, medicinas y las pruebas hospitalarias que llevan en el cuerpo (por cierto ¿alguien sabe la diferencia entre un scane y una resonancia?).

Sin ir mas lejos, el otro día me encontraba guisando un pollo (el segundo puesto en descuartizamiento conseguí ese día). Tenía varias cosas al fuego, me sentía como el Arguiñano controlando todas las ollas y sartenes a la vez. Salí a la huertecilla que tienen mis padres detrás de la casa a coger un poco de perejil. En eso estaba cuando me encontré con mi vecina (llamémosla María) y cometí el craso error de preguntarle por su marido al que veo andar dificultosamente con unas muletas. Ella que se ve que tenía ganas de hablar, comenzó a narrar las pruebas y molestias que tenía el buen señor. Reconozco que no la estaba escuchando, solo tenía en la mente las pechugas de pollo que tenía al fuego y en cómo cortar a la buena señora. Con toda la amabilidad del mundo me descubrí diciendo lo siguiente:

- ¡Ay María hija! ¡Te tengo que dejar que me he dejado la sartén al fuego!!

Fue escucharme decir esa frase y entrar en shock. No exagero. Sentí que salía de mi cuerpo y me veía con la bata y el mandil liada con cuatro fuegos y pendiente de que acabara la lavadora mientras tenia la aspiradora puesta y...

Fue una experiencia de esas extrasensorial en la que no creía lo que estaba viendo y menos lo que acababa de pronunciar. Nunca en la vida pensé en que esa frase saliera de mi boca pero así fue. Aún ando recuperándome.

Se que regresaré a mis dominios pronto y mi ser natural saldrá de nuevo, pero estoy tocada por el espíritu de la mary que llevo dentro. Estoy marcada y llena de trucos de cocina, formas de dejar los azulejos más brillantes y la ropa mucho más blanca.

Aunque no llegará la sangre al río. Ser maru y yo son conceptos incompatibles y creo que soy incorruptible en ese punto.

Escribo esto porque me sienta bien reírme un poco de mi misma, suelta mucho lastre, así que mis devaneos seguirán surgiendo. Anden con cuidado y si necesitan algún consejo sobre el hogar no duden en preguntarlo (¡y luego me lo cuentan!).

Una tarde de septiembre

Hace frío
los huesos se resienten
tiemblan por dentro

Restos de tristeza
se encargan de anclarme
a los días que pasan
agradecidos solo de estar

Las nubes dibujan
un mapamundi mudo
sobre la oscurecida tarde

El viento pretende
despejar las malas noticias
Las nubes perpetúan
la realidad indigerible

El día se enlutece
como la viuda resignada
Todo se recoge
en la guarida silenciosa

La tarde muere
con la calma del Ave Fénix
como lo hace septiembre
y las testarudas nubes

Hay algo de nostalgia
en septiembre
con su olor a cuaderno virgen
a expectativa inerte
de rutina renovada

Septiembre
sempiterno y sediento septiembre
amable y reiterado septiembre
se indulgente y bondadoso
renueva tus repertorios
que comienzo de nuevo
la colección de mi vida
y siempre me falta
el mismo fascículo

Foto obtenida de la página Concursos de Fotografía Ojodigital

No me llames loca

No estoy loca

No, no lo estoy

Dicen que desvarío
que mi mirada es turbia
que moriré por mi locura
pero no comprenden nada

Si vieran lo que yo

Si me creyeran

Descubrí a esa araña,
allá en la esquina
tejiendo su espacio

No la pierdo de vista
vislumbro en su telar
mi pasado

Enlaza un error con un acierto
un amor con un olvido
el sueño con la desidia
el beso con el quizá

Es como si tejiera un rostro
pero sé que no está
Me gusta imaginarle
en cada hilo de seda
aunque olvidé quien es

No, no me llames loca

Ellos miran sin ver

Es mi semblante
el sentir
de lo parido
masticado
deglutido
digerido
sintetizado
expulsado

Viví
amé
lloré
reí
sufrí
gocé
tanto, tanto, tanto
que ya no hay más

Ahora dejo vagar
mis suaves pupilas
tras las patas de esa araña
recorriendo su hogar

He visto mi presente
entre sus hilos
prendido
prisionero
inquietante

Ella me tiene y lo sabe
Teje y teje incansable
Y mis ojos
exhaustos y febriles
siguen su trayectoria

No estoy loca, no

Estoy presa de su baile
tango entretejido
que me domina
Ha construido su espacio
con los escollos vivos
que aún me quedan

No es locura lo que tengo

La araña sigue ahí
teje que teje y teje
Terminará su morada
alumbrando mi futuro

Esa soy yo
la que está presa
en la cordura
que a ellos
les mantiene estáticos
como figuras de cera

Pues moriré
Si
Acaso loca
Está bien
inexorablemente loca
pero tejida
tejida y viva



Hace unas semanas leyendo una revista este cuadro me llamó la atención, más bien la mirada de la mujer retratada en el mismo y no he podido parar de darle vueltas hasta escribir algo, porque esos ojos... no me dejaron indiferente.

The woman with Gambling Mania de Theodore Gericault

No es una huída



Hay un día en la vida en la que la luz se capta de una manera especial. A ese día mi abuelo lo llamaba “día de ahuecar el ala” y eso fue lo que hizo. Una mañana cogió el petate con el jabón y la maquinilla de afeitar, un ejemplar raído de El Quijote del que nunca se separaba y marchó sin dejar rastro. Desde entonces mi abuela estuvo esperando que tuviera otro día de ahuecar el ala pero que lo trajera de vuelta. Nunca fue así.

Fantaseo con la idea de dónde terminó el muy truhán, pero no pude averiguar nada interesante. Seguro que tenemos familias paralelas con las que nos une el ADN de Jacinto Pascual lo que no sé es si con ellos también tuvo esas “iluminaciones”.

Se han dado más casos como el de mi abuelo en la familia, pero también es verdad que estos hombres cuentan con mujeres que huelen el tufillo de huida a kilómetros de distancia y a la mínima sospecha de que les de por tener un día especial, ellas amenazan con otro no menos real y claro “pues a mi me dan unos días de repartir hostias pedagógicas a quien ose solo ahuecarse el pelo…

Da para mucho esta frasecita en la familia, es siempre el fin de todas las comidas familiares y esto une mucho, porque si nos pusiéramos a hablar de política creo que la familia hubiera mermado en cada navidad y fiestas de guardar

El caso es que hoy, pensando en todo esto, en mi abuelo, en sus ganas de empezar de nuevo sin mirar atrás, he visto la luz del día de un azul intenso, tan intenso que me ha hecho daño, tan fuerte, que ha hecho que me levante del sillón coja mi maquinilla eléctrica, un ejemplar de Cien años de soledad que siempre me gustó y haya salido de casa con la firme idea de no volver.

También es cierto que dejo mi casa un tanto desangelada, mis canarios no creo que me echen de menos en cuanto descubran la puerta de la jaula abierta y la dueña del piso respirará aliviada porque nunca me aguantó.

Claro que no sé que harán con Eugenia…la pobre lleva varios días sentada en el sofá de la sala. Una tarde viendo la televisión, no recuerdo qué era, pero algo le debió hacer tanta gracia que se puso a reír, a reír y a reír y estuvo riéndose durante 3 días seguidos. Ni comía, ni bebía hasta que de repente dejó esa risa tan contagiosa y odiosa y se quedó en silencio, como dormida. No quise importunarla. Total, llevábamos tres años sin dirigirnos la palabra.

Empiezo una nueva vida, con una luz diferente, hoy es el día de ahuecar el ala abuelo, ojalá que me encuentre contigo y al menos intercambiemos nuestros libros y una palmadita en la espalda.

POEBROMA (IV)




Estivalia es el tiempo de la pereza
lacios cuerpos con sus lorzas
vagan lentos por el horizonte
Siente la piel la relajación
y, si le da por hablar,
la boca bosteza

Transcurren las jornadas
una detrás de otra
Quieres romper el conjuro
pero algo dentro de ti
lo impide
Déjalo, en serio,
no merece la pena hacerlo hoy
Mañana puede ser un buen día
quizá pasado
No te molestes ahora
la sombra ejerce
una mala influencia en tu signo

Es hora de descansar
Esa vocecita una vez más

El señor de la pausa
me gana la partida
Nunca supe jugar
bien al ajedrez
pero me obliga
a practicar el enroque
Tiene acorralado
a mi presidente-de-república-elegido-por-el-pueblo


Estivalia se acabará,
como siempre,
dejando paso al equinoccio otoñal
Será el momento
de cubrir el exceso
y llenarlo de buenos propósitos

¿Para qué preocuparse entonces?

Tormenta de preguntas inútiles

¿Qué es la huida? ¿Ir por un circuito cerrado con la quinta marcha puesta?

¿Qué es un imbécil? ¿Un animal racional venido a menos?

¿Qué es el odio? ¿Como la ensaladilla de 3 días en el chiringuito de verano que si la ignoras, no existe y si te alimentas de ella, te cagas?

¿Qué es un tumor? ¿El brote de la incertidumbre localizada? ¿el aviso de una estación?

¿Y el racismo, qué es? ¿Un síntoma de imbecilidad?

¿Qué es la risa? ¿El espasmo de la vida? ¿El estertor del hartazgo?

¿Qué es el amor? ¿Qué es? ¿El estado zen de la flojera emocional?

¿Qué es la locura? ¿Patrimonio de unos pocos? ¿Un estado? ¿Un instante? ¿Es como la felicidad? ¿Puede que la felicidad sea una locura?

...


Preguntas inútiles aparte, decir que he publicado una escena nueva en Escenas de vida

Terco recuerdo



La luna se cansa
de poemas repetidos
no por falsa modestia
es porque otros
merecen los versos
que tu sombra provoca

Su presencia arropa
como lo hacen las luces
que rodean el camino,
ese surco que la gasta
hasta hacerla nueva
y renueva hasta llenarla

Aunque da igual
quien esté sobre nuestros sueños
cuando tu susurro rememorado
eriza lo superficial
de mi cuerpo
esa hechura que me sostiene
mantiene la tensión amable
de días pasados

La sensualidad
del límite de tu boca
retorna a su lugar
más tenue,
invertebrada

No importa
la ausencia eterna
pero si todo
lo que se acumula
en cada rincón
Esas esquinas repletas
de caricias, besos y risas

La zamba del olvido
me pide que te borre
pero es terco
este maravilloso recuerdo
y más lo es
mi decisión de protegerlo

Silencio


El silencio es tan denso
que se mastica al respirar
Rodeada de ruidos
las palabras llegan
a mis oídos perezosos
y pasan sin quedarse

Me siento sola,
acompañando al café,
veo las volutas de humo
de mi cigarrillo
que se consume
mientras intento
centrar el pensamiento
cerca de aquí

El silencio
ese barrunto interno
que mece tu cuerpo
rodeado de mil personas

El silencio,
dolor callado,
se muestra sin palabras
sin interés
Arropa tu cuerpo
con mil notas no entonadas
con palabras calladas
con gestos erráticos

El silencio amigo
siente lo que tu sientes
y se va apresurado
sin percatarte
que acompañó
durante largos instantes
tu no-pensamiento

SMS POTCS VIII, IX

VII

Cobarde es el inocente
que va por la vida
con los ojos bien cerrados
El que juega
solo con la intención
el que aplica yo no sabía
a todos sus errores
El que se esconde
detrás del odio
El que no habla, sostiene
El que no debate, enfrenta
Pero no es la cobardía
mal de pocos
cada uno tiene su dosis
necesaria para que siempre
haya un valiente

IX
Dicen que la amistad muere
si no hay reciprocidad
Dicen que la amistad
es un tesoro sin dueño
Dicen que la amistad
pertenece a los sinceros
que no duda ante las dificultades
que es valiente
que perdona, olvida, complementa
es un amor certero y fiel
y que cuando muere
falsifica su procedencia


Bruma



Poema número 100

Enfrente
esta la niebla
amante de la incertidumbre
Amiga de las laderas
prima hermana de la corriente

Escala con fiel sigilo
por los bordes
aristas que se tornan suaves
falsamente suaves

El filo del monte
se hace invisible
como la pregunta
del me quieres

La bruma espera
a que el sol la temple
reitera su presencia
en la mentira
del amanecer

Se disipa
como el mal presagio
y deja la sorpresa
de lo mansamente oculto

Erase una vez...

Pensarás que no hay más razón
que soplar con ganas
a la puerta del destino
y seguir soplando
hasta que las bisagras cedan
por conmiseración para contigo

Pensarás que al otro lado
un caminito de losas amarillas
lleno de indicaciones y avisos
te mostrará por donde ir
creerás estar en el lugar correcto
porque tu sino te lo dice

Creerás a pies juntillas
que lo correcto te espera
porque esa es la única razón
te lo han dicho, ¡vive dios!
El bichito interior te grita
pero estás sordo, mudo
gilipollas

Anda, sigue soplando
que quizá como lobo
consigas derrotar
al tan odioso
sentido común

Hay castillos en el aire
que buscan ilusos
que habiten sus habitaciones
invisibles
No seas su inquilino
escucha la voz que grita
entre el silencio de tus deseos

Microrelato

En un principio éramos lentejas e hizo el patrón-que-todo-lo-domina algo extraordinaro.

Regó el borde izquierdo de una lenteja y de él surgieron un torso, sus brazos y piernas, los pies, el sexo, los dedos de cada extremidad... Y vio el jefe que era bueno.

La humedad moldeó, en la superficie de la lenteja, una nariz, dos ojos y de un repentino estornudo surgió una boca y dos orejas.

Cuando la lenteja abrió los ojos, preguntó extrañada qué ocurría y el señor de pelo canoso se enjuagaba las lágrimas de la risa




Este relato fue seleccionado en el concurso de microrelatos “Cómo creó eltodopoderoso al hombre” organizado por el departamento de publicación de El Génesis, Gaceta de divulgación de la verdad, pero rechazado de plano por la siguiente razón: "No es un texto creíble, El-Poder-Celestial nunca se ríe”

Corazón de gominola


He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

He soñado con abrazarte
tan fuerte
para meterte
tan adentro
que no quisieras salir
de mi humilde puerta
Que acompañes mi andar
mi querer ser
mi sentir y amar
que aparezcas aquí
y no te vayas
de ningún modo

He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

Imagino mil veces el encuentro
de dos seres que se esperan
y las historias que me recito
¡tienen silencios tan elocuentes!

He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

He estado en el lugar
preciso de tu calor,
acunando mi preocupación
hasta que ésta se ha dormido
Despierto en ella
pero la sensación de dulzura
me escolta y es tan tierna
que temo que me he convertido
en una quimeroadicta…

He visto una película romántica
y tengo el corazón de gominola

La imaginación juega
con la soledad de mis sentidos
los subleva volteando
todo lo que guardo
envuelto
en el cuarto
de mis deseos controlados

Pero he visto una película romántica
y mi corazón me ha confesado
que le gusta sentirse dulce
le agrada la ternura de un amor
soñado durante un rato
pero sobretodo manifiesta
solemne
inalterado
que su latir se acelera
sin control
sin límite
al soñar con un beso
en la cercanía de tus labios

He visto una película romántica
y mi corazón se ha desblindado

Un porqué cualquiera


¿Y por qué escribo poemas?
es un misterio de mis musos
que me susurran palabras
inconclusas
con sempiternos ritmos
marcados
no se que quieren de mi
cuando termino un verso
brota otro de repente
como ese gemelo sorpresivo
no esperado
¿soy poeta?
Soy más bien
vomitadora de sentidos
que salen de mi
para no pertenecerme
A veces tengo la sensación
de ser una bulímica de mensajes


Hay un poema que escribí hace unos años y que pertenece al grupo de Pasión y Desencuentro que me apetece trasladar aquí porque es uno de mis preferidos.


Cómo puede un poeta
no enamorarse
con sus versos

Cómo distanciarse
del sentimiento
de la cascada
que brota de su pluma
Sus versos se escriben
escuchando su deseo

No puede ser frío

Se abrasaría con mentiras





Y después de todo ésto nació Edugilos, mi muso imaginario :o)

La igualdad en la creación: Los musos

Me encontraba escribiendo un poema en el silencio de la noche de mi pueblecillo y me dio por pensar en los musos. Si, lo sé, solo existen las musas y no los musos, pero si la ministra puede decir miembras y miembros me adjudico el derecho de poder decir musas e inventar musos.

El caso es que comencé a investigar quienes son estos seres y me encontré con la mitología, la primera novela de enredos tipo Cristal inventada por el hombre ¿Qué no? Anda que ahí no hay celos, adulterio, asesinatos… si Globomedia se pusiera a ello tenía miles de series de televisión con las que forrarse -más- (Cronos el bulímico o En el Olimpo el incesto no es delito).

Las musas son, que lo sepáis, nueve mujeres casi siempre representadas con túnicas largas, vaporosas, con poses no muy cómodas, algunas entradas en carnes y con la mirada dulce. Sus orígenes son confusos por que se dice, se comenta, se rumorea que tienen varios padres y madres aunque la versión más extendida es que son hijas nacidas de nueve noches de amor entre Zeus, el dios de todos los dioses y de Mnemósine, la diosa de la memoria.

Los nombres son muy sugerentes como los de todos los dioses antiguos:
Calíope musa de la poesía épica





Clío de la historia,











Erato de la lírica y la poesía amorosa,












Euterpe de la música y la poesía lírica,












Melpómene de la tragedia,
Polimnia de la poesía sacra y la geometría,












Talía de la comedia,












Terpsícore de la danza y


Urania de la astronomía y la astrología.










Y claro, me dio por imaginar cómo podrían ser los musos. La primera imagen que me vino fue un hombretón vestido con esas túnicas vaporosas de colores fuertes, en poses poco cómodas y con la mirada perdida... y como que a mi esa imagen me pone poco, vamos que con un muso así no podría escribir ni un mal verso. Entonces, ¿cómo sería mi muso? No es que lo necesite para escribir poemas o historias, es más, muchas de ellas provienen de momentos, situaciones y retazos de conversaciones que me pasan al lado, pero si que creo que el muso está ahí, en mi espalda, guiando mi mano y marcando las frases en su justa medida. También es cierto que cuando recreo situaciones de sensualidad hay, ahí si, protagonistas reales. El se siente celoso pero me comprende, el muy truhán sabe lo que mi piel está luchando por expresar y me va señalando el camino.

Bueno, pues definitivamente y después de meditarlo unos segundos, llegué a la conclusión que mi muso es una mezcla de un osito por lo tierno, Eduardo Noriega por lo atractivo y Gila por lo gracioso. Todo eso en una buena pipeta y agitado antes de usar es mi muso que me sopla las frases, me dice donde debo de poner el acento, dónde la pausa y con lo que, cuando termino de escribir, casi siempre me sorprendo del resultado.

En un momento de osado atrevimiento le he bautizado siguiendo los cánones inexistentes de mi iglesia particular mencionando la siguiente oración:
Te bautizo como Edugilos en el nombre de esta que quiere que le acompañes siempre en lo bueno y lo malo, en la salud y en la demencia, en la creación seria y en las locuras que surjan, para poner sesera o sal allá donde se necesite y todo esto hasta que decidas que tu valía no es reconocida por mi creación y vueles a la chepa de otra creadora que te mime más y que eso no ocurra nunca por los siglos de los siglos. Amen.

Y diréis que me habré quedado a gusto y me gustaría daros la razón, pero fijaros que desde que he dado vida a Edugilos no hace más que emplazarme frente a la página en blanco, azuzarme para que escriba y la verdad que una no tiene tanto carrete últimamente.

Pero eso si, prometo actualizar pronto y en este caso el post será más serio, en concreto el poema que ha dado lugar a esta chorradica.

Disculpen esta locura transitoria, y ya puestos, las que vendrán.



Cuasi Olvido



Escapa la razón
por recovecos inaccesibles
lagunas serenas
que mecen sus olas
sobre el recuerdo más cercano

La hora olvidada
avanza a tientas por la vida
con pasos cortos
que evidencian lo perdido

Su mirada verde
pregunta sin palabras
Conversación congelada
como temiendo
que en cada palabra dicha
le gane la partida el olvido

Su brazo agarra firme
para hacer más seguro
el caminar hacia delante.
La risa es artículo de lujo
la palabra susurro contenido
las manos lenguaje simple
de breves caricias furtivas.

El devenir del segundero
acopla el ritmo pausado
acaba de abrir su alma
descuida el porqué
cuando observa su rostro
frente al espejo

Es el tiempo del silencio
acoplado a su oído
el tiempo del riesgo
prendido en su frente

Reflexión Tontuna de lunes...


Qué gente más diversa hay por ahí y con qué necesidad de ser vista. Andy Warhol dijo que todo el mundo tiene derecho a sus quince minutos de fama y no hago más que ver al personal haciendo castings.

Cansancio

Parto en tres mi vida

quedándome solo
con los espacios
Un trozo queda quieto
otro deja de mirar atrás
para acompañarlo

Al tres le encargué
que fuera escribiendo
los versos
que me ayudaran a cruzar
hasta donde está la inquietud
y desarmarla.

Hay días en los que lloro
sin lágrimas de verdad
hay días en los que la soledad
me abandona traicionándome
Cuando eso ocurre
el tres me observa
escribe, discurre, se exaspera
sacando frases que me abrevien

Hoy quiero escribir,
parir lo que he tejido
con desesperación
de algo no encontrado

Hoy grito sin voz
que quiero hallarte
allá donde estés
sentado, triste,
alegre, despreocupado
Toparte
Descubrirte
Sentirte
Comprenderte
porque quiero el abandono
de mi sombra en tu espalda
liberar mi peso
anulando mi ira irracional
en tu complicada sencillez

Lloro de impotencia
sin razones
o con todas
pero no me vacío
Quiero desaparecer
un momento
por favor,
déjame ir
un segundo
quizá así
tal vez
reaparezca sin dolor
y entonces pueda volver
a sentirme
sin fisuras

Desarmada

A todos esos niñ@s que están de camino y que me permitirán aprender de nuevo

La mirada de los niños
me perturba
andan con su primera revista
de adán en el paraíso
descolocan mi lógica
como acto reflejo

Los niños me desordenan
porque son sabios
Sus porqués buscan desarmar
sucumbo a sus sentencias
de sensatez superior

Los niños, pequeños, serenos
aprenden y crecen
alimentándose de nuestra torpeza
Da igual que te indaguen
unos ojos negros,
limeños, bonaerenses, castizos
Miran y absorben
Se llenan de emoción
con la música
Son ajenos al odio
Reciben con sonrisas
el cariño
Atesoran el amor
en besos derramados
por su, en apariencia, débil cuerpo
Abrazan con suavidad
y derriten tu esencia
estremeciendo

Los temo porque
echo de menos
todo lo que perdí
Difícil lección
aprendida al ver
la limpieza de sus miradas

Temo su fuerza clara
porque veo su futura madurez
me aterra su transformación
Y es que cuando crecemos
no aprendemos
comenzamos a ignorar




Reflexión alarmante


1.- ¿Os habéis dado cuenta que este año no hay mariposas?

2.- ¿Cómo dices?

1.- Que este año no hay mariposas, no he visto ni una


Silencio


No sé pero tengo una sensación de alarma desde entonces


Un año sin mariposas… mala cosa…

Mar de dolor


En el acantilado
sola
frente al mar

que escupe su furia
discute a golpes
contra las rocas
con desasosiego rabioso.

Tiendo la mano
queriendo calmarlo
Detengo la intención

No tiene sentido
No hay caso
Es su propia guerra

Silencio

Aspiro el aire
que me es suministrado
Espero

con lágrimas balsámicas
frente al dolor
Dolor
que martillea en otro cuerpo
cuerpo querido
que no es el mío.

Y mientras
la mar
hermafrodita
sigue su batalla
 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates