DESPEDIDAS, BIENVENIDAS Y REGRESOS

Hace un mes que falta, hace un mes que dejó de respirar, de vivir, de ser ella. Elvira, la de los ojos verdes, la de las comidas familiares, la de los bizcochos para las nietas, la de las croquetas ricas de toda la vida, la que subía los bajos de los pantalones, la que me recriminaba no comer mejor, la que se preocupaba cuando llegaba tarde a mi casa en Madrid por si me secuestraban, la que me quería diciéndomelo cuando me preguntaba “¿Y cuando vienes?”.

Simplemente se quedó dormida unos días antes, sin darse cuenta de todo el amor que la rodeaba. Dejó de respirar, así, en un segundo y se me vino el mundo encima. Lo esperaba, sabía que se estaba yendo, que no quería luchar más de todo lo que había luchado y era justo pero doloroso. Ver sus ojos cerrados para siempre, algo tan natural como la muerte nos tocaba de lleno, una muerte anunciada, un luto pasado durante el último año, un hacerse a la idea de que ella ya no era ella. Fue una luchadora, una mujer independiente a su manera, una mujer que educó a sus hijos como creyó mejor y que acertó. Era una madre pero ante todo era una mujer que siempre estará aquí donde yo estoy.

Cuando el dolor de su ausencia es difícil de soportar, me da por recordar todos los besos y las caricias que le prodigué y todos los “te quiero, te queremos” que le dije sin cansarme. Entonces siento claramente el calor de sus manos en mi cara, su piel suave y su mirada llena de cariño y de gratitud. Y me compensa, me consuela.
Este amor no acabará nunca
me lo enseñaste con silencios
Las palabras no dichas
tatuaron lo que soy y seré
contigo
manteniéndote siempre
al ladito de mí
Pero la vida no para, hay que seguir respirando, aunque lo único que te apetezca es esconderte con tus lágrimas y tus maldiciones hacia la muerte, amiga del que se va, enemiga de los que se quedan.

Y aquí estoy, en mi espacio abandonado, limpiando los rincones, colocando de nuevo las figuras en sus estantes, reconciliándome y recordando a mis amigos blogueros a los que me hubiera gustado tener más presentes. Y llegando a este punto no puedo olvidarme de un bloguero en especial al que también he tenido que despedir con mucho dolor. Julio, mi querido Julio, ese hombre del eterno optimismo, el que manifestaba que lo más importante está en nuestro interior, el que siempre tenía palabras de ánimo, ese imprescindible también se ha ido, casi en silencio y por sorpresa. Te echaré de menos Julio, compañero, pero seguiré teniéndote presente, leyendo tus reflexiones en ese libro que me regalaste y que me acompañará siempre.

Cuántos adioses… Aunque siempre hay bienvenidas y hay una que este año me ha alegrado mucho. Marta, esa niña preciosa, hija de mis amigos Tamara y Enrique, esa que va a llenar de historias su mundo incontable y a la que me gustaría achuchar y decirla que tengo suerte de tenerla entre nosotros. Quiero publicar mi regalito a esta sobrinita putativa (si, suena fatal pero según la RAE asíN se define), sin el permiso de mis vecinos y amigos:

Mastorzuelos! Exclamó el Castor sorprendido
Aquí está, ¡ya ha llegado y yo con la madriguera
Revuelta y con la comida sin hacer!
Tranquilo castorcete, es hora de recibirla
Alegre y contento porque comienza una nueva aventura.

Correrá por el barrio, por la arena, por el campo
A saltos recorrerá el mundo, sin miedo
Lo sé, lo aseguro, será una muchacha feliz
Dormirá soñando con miles de soles
En cada rincón tendrá un amigo
Rostro alegre la llamará nube azul
Amada niña todos los que la conozcan
Transparente sueño quien la ame de veras.

Respira niña, ya estás aquí, te esperábamos
Olvidándonos un poco de nosotros mismos
Saludando a ese nuevo camino que comienza
Orgullosos de estar un rato a tu lado
No dudando que llegarás donde quieras llegar


Bueno chic@s, compañer@s de camino, no sé cuánto tiempo me costará recuperar todo lo aparcado hace un tiempo pero quiero volver a algunas rutinas que me llenan y me resultan casi imprescindibles como visitar vuestros espacios y sobretodo compartir mis ganas de escribir.

Ya solo añadir un “gracias” público y sonoro a tod@s mis amig@s que están ahí, cerquita física y telefónicamente. Gracias por sus ánimos, por su apoyo, por su compresión, por su preocuparse por mí. Pues eso GRACIAS (aibalahostiapues! ;)




13 Comentarios:

Estrella Altair dijo...

Hola Avellaneda..

siento mucho que "ella" de de los ojos verdes.... la que amaste...

la que llevaras siempre en el corazón se haya ido..

sé lo que sientes...

he pasado por ello..

y duele....

duele mucho...

y deja de doler....

cuando te das cuenta de que no se han ido.. que está en tu corazón... que sus cosas son tus cosas.. que sus ojos son tus ojos, que sus manos son tus manos...que sus pensares.. son los tuyos..

cuando te das cuenta.. que ella vive en ti... siempre y todo el tiempo que tu estés aquí..

eso lleva tiempo...

y cuando sucede...

no duele..

deja doler.... caminas con ellos sin estar..

Un beso... muy grande.. que te acompañe en ese dolor...

que ahora camina contigo..y que el tiempo pondrá en su sitio.

De todas formas piensa lo afortunada que has sido de tenerla y de llevarte tantas cosas de ella..

Un abrazo mi querida amiga..

Avellaneda dijo...

Estrella, gracias por tus palabras y tienes razón, nunca se irá porque siempre estará conmigo. Es lo que me reconforta

Marcela dijo...

Elvira, la de los ojos verdes, se ha ido sabiendo que la querías, sabiendo que trajo al mundo una mujer fuerte, inteligente y sensible, y ella siempre estará en ti, en las bellas palabras que salen de tu pluma... te quiero amiga y gracias a ti por enriquecer mi vida...

raindrop dijo...

Hola, amiguita, no imaginas cómo me alegra volver a leerte, teclado en ristre.
Creo que nada hay más motivador que poder honrar la memoria de las personas que amamos. Y tú sabes y sabrás hacerlo muy bien, con palabras y con hechos.
Un abrazote muy fuerte y un besazo para acompañarlo :D

sho misma dijo...

Tú como nadie me has enseñado a ser más fuerte, a mirar adelante con un color verde, el de la esperanza dicen..
Yo me alegro siempre de haberte conocido.
Yo me alegro de aún guardar unas recetitas,herencia de una fortaleza de vida que me honra conocer...
Ojalá y nunca nada me aleje de tí

Belén dijo...

Las Navidades son así de desagradables.... lo siento pero cada año lo paso peor...

Besicos

nerea dijo...

Hola guapisima!!!

No puedo decirte más que lo siento muchísimo. Que aunque lejos estoy aqui para lo que sea. Que, aunque no nos hemos visto nunca, eres una amiga y pensaré en ti.

Mil besos, abrazos y animos!!!!

Avellaneda dijo...

Marcelilla, si hay que ver el lado positivo, es ese, que ella sigue ahí a mi ladito. Me encanta tenerte ahí, ya lo sabes mujer de optimismo perpetuo
Rain la verdad que echaba de menos tener ese tiempo para disfrutar escribiendo y leyendo también todos los blogs. Espero poder recuperar el ritmo e ir sacando todo lo que quiero decir. Un abrazo y como ya estás de vacaciones pues que espero que pases muy buenos días

shomisma es bueno aprender de la fortaleza de otros, beber de ella y sentirla a tu lado. Me alegro de que te sirva y que las recetas tan ricas te alimenten :). Nunca me iré de mi sitio, en el que creo que debo estar, así que aquí me tendrás aunque aviso que no soy la misma, hay cicatrices que mantengo y vidas de las que he aprendido. Un beso grande.

Belen ironías de la vida, no es que me reconcilie con las navidades pero desde hace unos años me alegro de estar con la familia cerca, con la que de verdad cuenta. Este año será duro pero los que nos quedamos seguimos juntos. Besos y paciennnnnnnnnnncia

Nerea gracias por tus palabras y por regresar, de verdad, se te echaba de menos pero sé que te has dedicado a vivir así que está bien eso ;). Muxus

Pili y sus chicos.... dijo...

Un pasito más.... Me alegro de volver a leerte guapa!!!Es un placer. Te esperamos cuando quieras en el "chalete" de la playa.
Un abrazo.

S.Grazalema dijo...

bienvenida de nuevo, Merche!!!!

Y muchísimo ánimo ;)

Tamara dijo...

Querida Merche,
Elvira está en ti, en lo que eres y has sido y lo que serás, mejorándote siempre. Y ella tendrá mucha parte en todos los éxitos que te esperan. Su energía sigue aquí, ya lo hemos hablado, y es un angelito que te acompaña y te calienta. Te admiro tanto, amiga, que apenas me rozan las palabras en los dedos me emociono. Has sido valiente, fuerte, sensible y generosa, buena herencia te dejó Elvira, la mejor. Y ahora que me he estrenado como madre, estoy más segura de ello. Muchas gracias por tu lindo poema a mi pequeña. En su día tus versos generaron muchas emociones..¿recuerdas que más de una lloró? y a mí me hace mucha ilusión que Marta tenga un pedacito de ti para siempre. Sabes que tienes una sobrinilla pendiente de achuchar, a ver si puede ser pronto...que tengo muchas ganas de darte un fuerte abrazo.
¡¡Y algún beso si me dejassss!!
Lo dicho, muchos besos, amiga.

SIB dijo...

Mer, te leí en su momento pero creeme que me fue imposible decirte algo, no sé dar palmaditas en la espalda cuando tenemos la espada clavada con fuerza... asi que pensé esperar y dejarte reposar sentimientos que a veces se necesita...
Nada que tú no sepas, mis vivencias recientes se parecen en mucho a las tuyas de ahora y sé como te sientes y lo que duele...pero también sé que se digiere y se llefa a vivir con ello aunque sea muy dificil vivir "sin ellas"...
Un besazo enorme compi

Avellaneda dijo...

Muchas gracias Pili (y su troupe! :D) no sabes lo que me alegra que estés entre mis lectoras! Para mí fue una grata sorpresa cuando me lo comentaste.
Y ya sabes que ahora que quité la vergüenza me tendréis más de una vez!
Un besazo

Hola Grazalema muchas gracias por el ánimo, vamos poco a poco y con buena letra pero bien. Un beso


Si que creo en la energía Tamara o al menos quiero creer que parte de ella está en mí, me consuela y me ayuda. A veces se me hace un nudo en la garganta al pensar que ya no podré hablar con ella, llamarla para preguntar cómo se hace el pollo o no tener un mensaje suyo en mi contestador con esa voz “qué.. de pingo?” pero la vida tiene estas cosas, nos van dejando las personas que queremos y hay que vivir con ello. Por eso me quedo con todo lo bueno que me dio que fue mucho y reconociéndome en muchas cosas que hago.
Eres una madre estupenda y Marta tiene suerte de teneros a vosotros por todo el cariño y el amor que le vais a dar. Y aquí está su tía putativa para quererla también! :D
Y si, te admito los besos y los abrazos! Por ahora hay que esperar un poco pero pronto nos podremos tomar un café de nessssssssssssspreso o… un chocolate con churros en el barrio! Besos

Si que estaba pensando que quizá te era duro decirme algo por lo que has pasado ya SIB pero sabía que estabas ahí, aunque fuera al otro lado del ordenador. Las ausencias son complicadas de llevar, sobretodo de la gente a la que quieres tanto. Para mí mi madre era la persona más querida, a la que más necesitaba pero no se puede prolongar la vida de la gente todo lo que nosotros queremos. Hay que convivir con la ausencia y recordarlas con cariño y eso es lo que hago.
Un beso enorme compañera

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates