Decisión Visceral





Cerró los ojos, lo tenía decidido. Aun con miedo tenía que hacerlo porque este mundo no está hecho para vivir solo. Ahora tenía que elegir qué órgano era el que quería compartir y no lo tenía claro. Dudaba entre el estómago y el corazón. El estómago podría traerle problemas, a él no le gustaba el picante y a su nuevo compañero le perdía el chile. En cuanto al corazón… era tan imprevisible que quizá mereciera la pena el riesgo.

Firmó el documento con determinación. En el mundo de los siameses se necesitaba un corazón más fuerte y menos tragaderas.


******
Con este relato he participado en el primer concurso En 99 palabras. He logrado 4 puntitos, los de la honrilla :-). Me ha encantado participar, gracias Miguel por darnos esta oportunidad aunque ya no me quedan uñas por la tensión creada!

4 Comentarios:

EL INSTIGADOR dijo...

Me ha gustado. No creo que pueda contar nada en tan pocas palabras.

Besos

Avellaneda dijo...

¿Qué no eres capaz de contar nada en 99 palabras? lo dudo ¡te reto a que lo intentes!! que te echo mucho de menos! :)
un beso enorme compañero!

raindrop dijo...

Qué experiencia tan interesante, ¿que no?
Luego lo de la puntuación es aparte. Con tantos relatos es difícil decidirse cuál gusta más o menos, y tener un favorito supone tener que dejar muchos también buenos por el camino.

besos

ps: rediez! don Instiguéitor, dichosos los ojos!
:D

Avellaneda dijo...

Pues ha sido una experiencia agradable, lo de realizar el relato, leer los 150 textos, devanarme los sesos para votar y no sucumbir a la tensión esperando los ganadores. El resultado es... pues eso, poquitos puntos pero así son las cosas! :D
Eso sí, el encontrar por aquí a Instigador ¡no tiene precio!!! :D
Besos Rain

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates