Noche clara


Noche clara de invierno
que saluda rudamente
a la primavera incipiente

Noche tranquila, cielo pecoso
con luna llena
nos saluda el viento
que siento tras los cristales
de mis lágrimas incontrolables

Escamada cúpula zamorana
recorta el cielo azul anochecida
mientras la cigüeña
atea y despreocupada
repiquetea dando las buenas noches.

13 Comentarios:

Basquiat dijo...

mas allá de nuestra propia emoción, la noche clara adueñándose de todo.
besos avellaneda.

julio-entuinterior dijo...

Lo de las lágrimas será contagio de alguna imágen de virgen que has visto estos dias; nada de importancia :)

Besos

Avellaneda dijo...

Basquiat fue un momento mágico y curioso también, noche despejada y fria, la imaginería, el silencio, soledad... bss

Julio pues si te soy sincera, fue una lágrima del frio que hacia!!! la emoción también era grande como le digo a Basquiat
¿ya de vuelta?
bss

Yuria dijo...

Hola. Buscando a Mery te encontré.
"¿Qué pasa con Mery era el título de la película, no? No, pero no es eso. Jaja, ¿Entiendes algo?

Te cuento: le estaba comentando por 1ª vez a una tal Mery. Y al decirle donde la había visto, creía que era en tanhauser; pero no estaba segura y he vuelto al blog de éste a asegurarme. Entonces he visto que estabas conectada, jeje.

Pues ya que he llegado hasta aquí, señorita, la leo y le cuento...

Yuria dijo...

Poesía paisajística, con lágrima incluida. No, perdona es que me ha hecho mucha gracia eso que dice julio (incondicional mío) que sería que se te contagió de alguna Virgen, y dices que del frío.

Es bella la descripción que haces del cielo de Zamora, cielo sereno de la primera primavera, y que me alegra ver su llegada en tus palabras.

Besos, ¿me visitarás?

Avellaneda dijo...

Yuria pues muy bien no sabía de donde salía eso de Mery pero bueno, me alegro siempre de las nuevas lecturas y las visitas. Gracias

Y lo de la lágrima, podría a ver sido más espiritual, pero el frío es el frío y allí además de cofrades descalzos, la virgen de la esperanza y el cristo de las injurias, corria un virujiiiiii. Así que, a Dios lo que es de Dios pero en medio de la esperitualidad del momento, el viento me hizo llorar ;)

Lidia M. Domes dijo...

Qué extraño el clima, últimamente, que bello poema te ha inspirado...

Cariños,

Lidia

SOLOYO dijo...

cielo pecoso... mmmm, maravilloso

raindrop dijo...

¡Cuántas sensaciones en la primera noche de primavera en Zamora!
Estuve en esta ciudad un verano hace 21 años y no volví desde entonces. Me llamó la atención aquella catedral, con aquella cúpula tan del románico de la zona de Aquitania (y te aseguro que aquel verano, terminado 3º de B.U.P., si me dicen que iba a acabar estudiando arquitectura, me echo a reír)

Se me ha congelado un poco el rostro, con lo de la lagrimilla. Te entiendo (brrrr, el frío)

besos

Avellaneda dijo...

Gracias Soloyo ¡Un beso!! oye!! que ya es primavera!!!!

Raindrop para mi Zamora tiene algo especial, su parsimonia, su silencio, las iglesias románicas (mi preferida y a la que regreso siempre que puedo es la de la Madalena)... y la familia, claro :o)
Si regresas algún día seguro que te sorprende una vez más.

Bss

SOLOYO dijo...

Y la primavera la sangre altera! jajaja.
Hija que con este invierno tan raro y este comienzo de primavera nevando pues como que no tengo yo la sensación... ¡pero si llevo bufanda!

Tamara dijo...

Cuánto frío en Zamora...todavía me acuerdo y me entra la tiritona. O la risa floja, del viento.
Me conmueve tu poema, Merche. Quizás porque, sin ser creyente, vivo de forma muy emotiva las procesiones. Lo que siento es lo que has escrito, así que no puedo añadir mucho más. Es algo muy castellano rodearte de silencio cuando ves pasar los congregantes y los pasos, y sentir que te sobrecoges. Está el respeto al arte que se pasea ante ti, al sentimiento de los que creen, a la magia que te roza y contagia mientras miras el cielo azul profundo -y tan pecoso- zamorano en estos días.
Y eso que no viste al Yacente...mi favorito (para la próxima :-D)
Y de fondo Zamora, la románica, la medieval. Preciosa la Magdalena, pero mi favorita es la cúpula bizantina, tan peculiar y distinta, desafiando a todos en todo lo alto.
Y tras este rollako grande, corto y cierro.
Un beso grande, zamoranaaaaa...

Avellaneda dijo...

Besos para ti también, señorita agnostico-atea Tamara jejeje
Para la próxima vez solo veré la procesión del yacente pero es que... era demasiada penitencia!! XD

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates