Cuando hablo sola...


Vidas paralelas o vidas tangenciales es lo de menos, lo más importante son las vidas y todo lo que en ellas hay de pasado, presente y futuro. Da igual si un pasado ha sido tormentoso o simple y tranquilo, hay momentos, instantes en la vida, en que algunas personas se tocan, conviven y se miran de maneras diferentes.

Hay miradas de comprensión cuando alguna experiencia que se cuenta ha sido parecida en otro momento y tiempo de su historia. Hay sorpresa, zozobra o esclarecimiento cuando el interlocutor con el que viajas no conocía esas formas especiales, tremendas, terribles en las que ocurren las cosas

Hay gente que vivió dictaduras, incomprensión, violencia, soledad. Otras, en cambio, transcurrieron entre un número ingente de bolsas de pipas consumidas en tranquilos paseos circulares imaginando, inocentes, instantes que nunca les ocurrieron pero que sí pasaron en la realidad de otros, en esas líneas paralelas.

No se puede juzgar lo uno ni lo otro, e incluso, lo uno sin lo otro. Solo se puede escuchar, impregnarse de cuantas más sensaciones posibles mejor, de ampliar la visión horizontal, con el único fin de poder conseguir un horizonte de 360º. Ninguna realidad es más valida que otra, todas son importantes e imprescindibles para conseguir ese fin.

Esta tarea de construcción horizontal nunca se completa, no tenemos tiempo suficiente para conectar con todas las realidades, ni capacidad para escucharlas de la manera emotiva y sincera oportuna, porque hay gente a la que no queremos escuchar bien porque decidimos que su verdad no nos interesa, bien porque en ese momento nuestro propio contexto nos lleva todo el tiempo hacia un punto indeterminado. Y así, creo que nuestros horizontes finales son como esas fotos que intentan ser panorámicas pero que siempre dejan huecos y lagunas sin plasmar.

La escucha activa deja un poso de sorpresa que tarda en digerirse. Es algo complicado ponerse tras los ojos de otra persona que cuenta con pasión o dolor algo que le ocurrió y marcó en el pasado. Entran en juego demasiadas cosas que deben pasar a un segundo plano para dejar ver claramente la historia que esos ojos, más que las palabras, te cuentan. Puede ocurrir que la historia quede impregnada de notas que nunca ocurrieron pero que dan un sentido más global, una manera de fabulación pedagógica que deja más clara la esencia del hecho en sí.

Cuando se tiene la necesidad, más que la capacidad, de escuchar, todos los instantes que se suceden en diferentes estados de alerta (natural o inducida) son importantes. Tus ojos se abren, el silencio propio campa a sus anchas, las orejas están tan sensibles que las palabras y los gestos van entrando dentro hasta acoplarse en un hueco irreal que existe entre el corazón y el cerebro. Y todo se ordena pero tarda en hacerlo…

Las personas que sienten la necesidad imperiosa de escribir, intentan empaparse de la mayoría de las experiencias y vivencias propias y, sobretodo, prestadas posibles. No tengo idea de si algún escritor ha podido realizar un horizonte completo de una manera satisfactoria pero sí que creo que, si tiene las orejas suficientemente despejadas y limpias y suficiente hueco para historias que no sean la suya propia, es capaz de realizar una descripción casi tan igual como el reflejo de la misma en un espejo.

Y todas las conversaciones son importantes. En algunos momentos los diálogos intrascendentes pasan desapercibidos pero en un instante impredecible, salen a la luz y te golpean de tal manera que solo puedes reflejarlas una y otra vez en tu manera de ver y escribir la vida.

¿La ficción existe o no? Creo que la ficción en sí misma no existe porque toda ficción se basa en una realidad, sea en el porcentaje que sea, con lo que la parte de irrealidad desaparece. Hay historias que te pueden parecer imposibles pero que te sorprenden desde la esquina más insignificante de un periódico, o esquinas insignificantes de realidad que se convierten en ficciones totalmente posibles

Por eso creo importante y obligatorio atender, ver, captar todo lo que ocurre a nuestro alrededor, por esa necesidad egoísta y por enriquecedor. Esto se convierte en reserva de la propia experiencia personal y de la futura producción del horizonte particular. Es necesario escuchar, hacerse acopio de todas las vidas que pasan al lado de uno, paralelas y tangenciales, porque son como un colchón donde te sientes cómodo, donde cabe la sorpresa del carácter y la manera de actuar de las personas, porque es útil para escribir y completar tu propia historia y porque los personajes, los que ya están paridos y los que viven latentes, necesitan saber qué es lo que ocurrirá en sus vidas.

*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_

Miguel, en su blog Mis fotos de Madrid, acaba de publicar mis respuestas a sus diez preguntas sobre Madrid. Ahí va una opinión más de lo que es para mi Madrid, opinión que puedo expresar gracias a este bloguero que además inicia ese post con una preciosa foto de los techos de Madrid (¡cómo me gustan los tejados!)

16 Comentarios:

Estrella Altair dijo...

Hola Avellaneda.

Es una reflexión profunda, realizada en voz alta... bastante alejada del narcisismo y egocentrismo que nos caracteriza....

.. y que trata de algo complejo, entender al otro, ponerse en su lugar, escucharle, atenderle, entenderle y a la vez integrar dentro de ti.... sus propias vivencias para así... ser mas y mejor ..

.. y me recuerda mucho a una frase de Elías Canetti que decía:

"El hombre debe aprender a ser muchos hombres y llevarlos todos a sus propias personalidades, que tendrán nombre. El las conocerá y podrá mandarlas. Su avidez de dominio ya no se próyectará hacia extraños, dado que cada uno de nosotros podrá ser tantos cuantos consiga sojuzgar".

A mi me impacto y tu escrito me ha recordado esta frase y la necesitada....de respetar todas las realidades personales, pues de todas se puede siempre aprender.

Un abrazo muy fuerte

SIB dijo...

Hola, creo que leyendo a Estrella Altair queda muy evidente lo que pienso tambien al respecto de tu texto...
Pluralidad en definitiva, alimentarnos de experiencias ajenas,llenarnos siempre de aprendizajes,ser uno mismo pero formado por muchas asociaciones que dia a día vamos almacenando mientras miramos o leemos de soslayo...
A nosotras nos lo van a decir que cada día nos empapamos de sensaciones de otros que ya empiezan a ser nuestras propias sensaciones tambien...
Avellaneda, genial tu entrevista con Miguel me ha gustado muchisimo enhorabuena Gema Nierga...jajaja
Un besazo compañera.

montt dijo...

hago una visita de médico, y es que la verda, en contra de lo que quisiera, cada vez tengo menos tiempo libre para hacer visitas.
Me encanta que tengas el libro, ya habrá oportunidad de firmarlo. tengo pensado pasar por España algún momento en el primer trimestre del 2010.
hasta entonces.
Cariños
Alberto

Belén dijo...

Bueno, yo no suelo ser de los que juzgan, pero suelo tener envidia de la gente que tiene paz interior... algunos se la curran, otros no la piensan...

Besicos

julio dijo...

Creo que un mejor conocimiento de nosotros mismos, porque somos nuestros grandes desconocidos, ayudaría en mucho a esa comunicación con los demás; dialogar con nosotrosd mismos

Porque en definitiva, nos expresemos como sea que lo hagamos, todos tenemos un anhelo común que es el de sentirnos satisfechos. De aquí a la comprensión hay un paso pequeñito.

Un abrazo, "madrileña"

PD: ¿Te imaginas Madrid allá por los años 30 desprovista de algunas de las cosas negativas que hoy día tiene?

Tamara dijo...

Creo que la escucha activa ha de ir acompañada, en la medida de lo posible, de mirada transparente, desprejuiciada. Si te has formado un rol sobre la persona que tienes ante ti, nunca sabrás escucharla, pese a permanecer atenta a su discurso. Hay gente que no lo hace de mala fe, sencillamente no han desarrollado la capacidad o tienen la empatía dando los primeros pasos. Pero también hay gente que, sencillamente, no se esfuerzan en despojarse de ideas preconcebidas, roles, estereotipos o lo que es peor, de las propias proyecciones depositadas en los otros. Aquello de "necesito que seas X para mí, y por lo tanto, lo eres". Nuestras miserias emborronando la figura del otro.

Tú eres una de las personas con la mirada más limpia y despojada de turbias enredaderas que conozco. Pero hay muchas personas que nos acompañan, rodean, e incluso dan cariño, que no te miran ni te conocen realmente. Y realmente no les importas. Sigues siendo lo que creen que eres. Por eso cada vez creo más en la autenticidad con uno mismo, la potenciación del autocariño, el reconocimiento de quién es uno.

En el terreno de la escritura, estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay que absorber y hacer acopio de material escuchando, preguntando, soñando, imaginando, leyendo, por supuesto, y mirando mirando todo, con ojos limpios y bien abiertos.

Felicidades sinceras por el post.

AnaR dijo...

Siempre se me dió mejor escuchar que hablar.Y ver que mirar...quizá por eso, hoy, tras leer este texto, en vez de detenerme en su forma y contexto, aplaudo,alabo y admiro la lección ética y de tolerancia que en él, habita.Y que es sobre todo un tributo a eso que se dio en llamar...factor humano.Gracias.

Un beso enorme

Avellaneda dijo...

Escribo desde este Norte tropikal y tranquilo

Estrella estamos de acuerdo en que hay que respetar todas las realidades, en eso creo. Aunque haya realidades que no comparta o no comprenda, siempre he creído que hay que conocerlas, escucharlas e intentar entenderlas o al menos verlas con otros ojos. Claro que en el caso de escribirlas puede moverte un sentimiento egoísta de hacerte eco de todas las experiencias que puedas. Lo que sí está claro es que, aunque las “utilices” algo de poso de ellas se queda en ese hueco que digo y te ayudan a construirte.


SIB compañera, también comparto contigo esa manera de ver la pluralidad y esa necesidad de compartirla. El caso es que esto salió sin más, tras conversaciones con diferentes realidades vitales que comparto en estos momentos y que tan diferentes me parecen a mi propio universo. El que salga toda esta verborrea dejan de plasmar muchas cosas, que los razonamientos quedan ahí, abiertos, como abierta quedan las sensaciones después de cruzarte con otra línea tangencial
En cuanto a lo de Gemma Nierga… ¡te has pasado mary!!! XD Muchas gracias por tus palabras tanto aquí como en el blog de Miguel

Besos madrileños

¿Montt? muchas gracias por esa visita de médico! Siempre es grato ver tu trabajo pero tenerte por aquí es un lujo :D. Te esperamos en España, espero que una de tus “estaciones” sea Madrid, si es así, allí estaré para que me firmes tus libros como una fan más :).
Un abrazo

Belen a mi tampoco me gusta juzgar, bueno más bien no me gusta que me juzguen pero no puedo poner la mano en el fuego por mi misma en ese aspecto… En cuanto a la gente que tiene paz interior, ciertamente dan envidia, por ese status que han logrado, esa estabilidad que algunos intentamos encontrar.
Besos, maña

Ay Juliodemividaydemicorazón :p claro que ayuda el conocimiento de uno mismo, por supuesto. En todo, lo primero que hay que hacer es tenerte bien pulcro o más o menos organizado por dentro para poder ver para fuera y poder “coger” o impregnarte del exterior. Y también estoy de acuerdo que lo que se busca siempre es sentirse satisfecho y eso es un compendio de lo que uno tiene dentro y lo que le toca fuera.

Madrid en los años 30… pues no sé, ahora mismo lo único que se me ocurre de bueno es que no estarían ni a Espe ni a Gallardón ;). A mi me gusta Madrid en su conjunto, si quitara lo malo ya no sería lo mismo

Tamara es cierto que toda escucha activa debe ir acompañada del menor número de prejuicios posibles, aunque también creo que es imposible no pecar de alguno y ver a la gente como uno quiere que sean o como se imaginan que son. Es un ejercicio complicado desprenderse de todo lo que nos puede “cegar” pero la compensación es ver con otros ojos que no son los tuyos y desde luego que esa experiencia es muy enriquecedora.
En cuanto a la gente que necesita al otro “como yo quiero que seas” sinceramente me da lástima aunque es fácil caer en ese error, por esa necesidad irreal de dependencia, por el miedo a no controlar, por vaya usted a saber qué razones… cuando al hacer eso consigues todo lo contrario: Uno conserva lo que no amarra
Muchas gracias por tus palabras, debo decir que he aprendido mucho (y lo que me queda…) en estos últimos años gracias a nuestras conversaciones sobretodo a empatizar y saber con quien debes hacerlo y quien no se lo merece… bueno qué te voy a contar que no hayamos ya hablado en tantas ocasiones.
De todas maneras, como siempre digo, la teoría la domino a la perfección… ponerlo en práctica es algo más jodido
Un beso enorme amiga.

Pues ya tenemos algo más en común Ana soy más propensa a la escucha, a mantenerme en una esquina con el único deseo de ser transparente y captar lo más que pueda de lo que me rodea. Un besazo


Me encantaron todas vuestras reflexiones, de verdad, esto de hablar sola tiene sus ecos :) Gracias

raindrop dijo...

Le das bien a la poesía y le das bien a la prosa... vamos, que eres una todoterreno :D
Lo que me gusta de este escrito en particular es que es como un momento de sosiego, de remanso, para reflexionar sobre la verdadera esencia de en qué consiste el pertenecer al género humano. Si alguien se ha creído una isla, la lleva clara. Sólo se puede entender a uno mismo cuando se lo concibe interactuando con los demás. Y esa forma de interactuar determina lo que en realidad es cada cual.
Curiosamente, el otro día en el programa de Punset (lo puedes ver en el féisbuc jeje), se hablaba del cerebro humano en su dimensión social. Interesantísimo.
No me enrollo más. Sólo decir que deberíamos ejercitar más esa cualidad magnífica a la que llamamos empatía. Y convertir así, en la medida en que te pueda ser útil, tus asuntos en mis propios asuntos.

besos

Avellaneda dijo...

tus asuntos son mis propios asuntos... es algo que no pensé a la hora de escribir esta verborrea que me cuento a mi misma... lo pensaré más detenidamente :)
Gracias por tus palabras, no sé, aun tengo la manía de la autocrítica y me peleo con la autocensura, con lo que creo que lo que me dices me queda grande. Lo que puedo decir que esto es aprender y aprender... bueno, com lo es la vida no?
Un beso y de nuevo gracias por mantenerte por aquí

A ver si puedo ver lo de Punset porque últimamente no me centro en las cosas y este hombre es para tomarselo con tranquilidad y calma :)

PIZARR dijo...

Me ocurre como a Ana R. que siempre se me dió mejor escuchar que hablar. Quizás por mi excesiva timidez que poco a poco he ido limando, aunque creo que moriré tímida.

También quizás por lo mismo me guste más expresarme por escrito que a través de la palabra

Me ha encantado todo el texto, pero ante todo lo que dices sobre la ficción, porque efectivamente cualquier cosa por disparatada que pensemos o imaginemos siempre puede convertirse en realidad. Además aunque solo sea en nuestra imaginación ¿acoso por ello deja de ser real?

En cuanto a las miradas, que decirte de las miradas... es una maravilla poder "ver" cuando miramos, pero eso también requiere dedicación y esfuerzo, no es algo con lo que se nace.

Cuantísimo podemos aprender de los demás, de sus vidas, sus esperiencias... creo que por ello me apasiona tanto este mundo de los blogs, por la cantidad de vivencias que compartimos.

Un fuerte abrazo

Basquiat dijo...

vidas que parecen veloces, vidas que simulan pausa, vidas.
todas ahí, junto y para nosotros.
te cuento que por ahora ando viendo mucho cine, otra forma de contemplar la vida.
te dejo un fuerte abrazo amiga, siempre un lujo volver a leerte, epsero poder estar más cerca pronto.
besos.

Avellaneda dijo...

No sé que ocurre que tengo ultimamente problemas para publicar (no técnicos, es algo así como sequedad literaria)... espero remediarlo pronto

Pizarr, paisana!, pues estamos de acuerdo lo que se puede aprender mirando y viendo y escuchando... a veces paso días en silencio, encerrada en mi casa y cuando salgo todo lo que me rodea me asalta para bien o para mal, como si necesitara un número determinado de caras, rostros, acciones, palabras...
El mundo de los blogs es interesante pero sobretodo la gente que hay detrás de estas palabras y de la pantalla que tienen la misma necesidad que tú de contar y que lo hacen de tantas diversas maneras que yo a veces sigo sorprendiéndome.
Un beso

Basquiat que nos tienes abandonados en tu blog pero si me dices que estás viendo mucho cine te lo perdono y si es español mucho más :p. Que no, que es broma.
Me encanta poder formar parte de esas vidas aunqeu sea de ciento en vez pero al leernos como que nos comprendemos un poco, o al menos lo intentamos.
Ya me contarás qué películas estás viendo!
Un beso

santiago dijo...

un hermosos poema, un placer leerte
saludos

EL INSTIGADOR dijo...

Leyendo los brillantes comentarios me he quedado sin argumentos. Me encantó el poema, pero no me gusta Bebe, qué se la va a hacer.

Besos

Estrella Altair dijo...

Paso a saludarte y dejarte un fuerte abrazo... y desearte buen fin de semana..

Besicos

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates