Acróstico de mi octubre



Obviedad que se acerca
Con un halo de misterio
Trabajo que se escurre
Untando la estabilidad
Bajo la protección ocre de la
Robusta hoja que cae
En el silencio de mi bosque

Mi salto a un pie
Espera una fuerza convulsa
Sobre la cadencia de los días

Donde todo puede cambiar
En un largo instante

Consecuencias inabarcables
Acusan el tiempo que corre
Más el avance se esconde
Buscando sombras más familiares
Inclinando la balanza y
Objetando el cíclico almanaque
Sin más remedio que la conciencia.


Foto de Eduardo Longoni (Gracias Ana por tu viaje al fondo de la web)

9 Comentarios:

Estrella Altair dijo...

Hay meses, diferentes, pero tambien depende mucho de nuestra óptica, de nuestro enfoque...

No quiero cambios convulsos, ni consecuencias inavarcables, prefiero la monotonía de los días vividos con la tarea bien hecha, con la conciencia tranquila, con la modulación adecuada para no exagerar ni los éxitos, ni los fracasos, con una templanza que a veces me falta.

BEsos y como siempre poesías que dan para muchas reflexiones.

raindrop dijo...

¿Será que todos los cambios son inciertos? Pero éstos parecen todavía más inciertos, casi hasta el desasosiego...
Y, bueno, es ley de vida: renovarse o morir. Igual que mudan su piel los reptiles o sus plumas las aves.

Que sea para mejor ;D

besos

Avellaneda dijo...

Si Estrella a mi también me gusta esa estabilidad que dan las cosas bien hechas y tener todo bajo control y para allá vamos pero a veces las cosas no son como uno quiere.
Quise hacer un acróstico de Octubre pero finalmente salió un acróstico de mi octubre.
Besos

Es tener esa sensación de estar en el aire Rain y de no tener nada atado, o controlado como le decía a Estrella. Da un poco de canguelo pero es algo necesario, se debe y tiene que hacer, lo que pasa es que es imposible quitarle ese barniz de miedo
Besos

EL INSTIGADOR dijo...

Siempre me interesó Octubre, al punto de hacerlo mi mes favorito. Como siempre, inspirado e inspirante.

Besos

Avellaneda dijo...

Pues yo no sabría decirte cuál es mi mes preferido.. quiza también octubre o noviembre, vamos los meses del otoño que me parece tan sugerente...
Besos compañero, confieso que tengo muchas ganas de leerle! :o)

Tamara dijo...

Y octubre seguirá, y concluirá y dará paso a noviembre, e irrumpiendo, desde una esquina poblada de un otoño incipiente y remolón, llegará tu momento, querida amiga.
Un beso grande.

PIZARR dijo...

Me ha encantado tu acróstico canto a Octubre. Me encanta el otoño y me encanta por ello Octubre porque representa el comienzo del cambio.

Dejar atras luces y largos días para meterme de lleno en las sombras que tanto me gustan y en sus largas noches que tanto me llenan.

Un abrazo

Avellaneda dijo...

No sé si terminar de creer en tu teoría del equilibrio Tamara pero quiero pensar que sí, que estás en lo cierto. Gracias por seguir ahí. Un besazo amiga!

Pizarr otoño tiene un valor especial también para mí aun cuando aquí en Madrid casi no se sabe lo que son las estaciones intermedias. Pero aún me quedan las sensaciones de tantos otoños pasados en Bilbao
Un abrazo, compañera

Avellaneda dijo...

Por cierto... por si nadie se dió cuenta... la sombra de la foto es de Mario Benedetti :)

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates