Mal día


Este poema es lo que denomino "literatura liberadora", mi propio € de bosque


Que si te quiero me preguntas
¡Y yo que sé! quiero contestar,
si cuando te miro no te veo
solo puedo indagarte.
Me trae por la calle de la amargura
tanto problema irresoluble,
tanta negatividad,
tanta basura…
Me ahoga,
me sobrepasa
y tu me pides un te quiero.
No va a poder ser,
hoy no, es imposible
porque mis te quiero son pesados,
densos, apasionados
cuando los menciono
me gusta darles
un toque de irreversibilidad.

No puedo ser menos vehemente.
Hoy no,
no quiero,
no debo
¡no puedo!
Hay tantas cosas que se plantan frente a mi
que me duelen…
tanto despropósito
que me hace temblar de rabia
que mi mano se alza pidiendo un caballo,
como aquel rey que entregaba su reino
por una salvación…

Hoy es un día de esos torcidos,
con mañanas torcidas,
palabras torcidas,
sentimientos torcidos
si debo decir te quiero
necesito entrar en el mar
hasta llegar a su fondo
gritarlo y ahogarme con sus letras.
Eso exorcizaría mi ser
podría regresar calmado, manso
con la mente en blanco para empezar de cero.

Si, te necesito aquí,
pero no puedes quitar
las telarañas de mi esperanza,
debo hacerlo solo.
Se que mañana será diferente.
O no,
quizá vuelva a torcerse el día
que mi deseo de romper con todo reaparezca…
está claro que no hay más opción
que tirar hacia delante
pero en el líquido amniótico
todo se presentaba tan idílico…
¿en qué momento cambió el cuento?

12 Comentarios:

Avellaneda dijo...

Una amiga suele citar a menudo a Mafalda y su ¡Que paren el mundo que me quiero bajar! y es precisamente lo que ocurre en este mal día. Y como no es posible bajarse del mundo, queda la opción de gritar y patalear. Pero ya'stá, ya pasó... creo

julio dijo...

Para estas ocasiones, también va bien un saco de esos que emplean en los gimnasios, para darle puñetazos. Lo cuelgas del techo y ¡hala!, a darle :)

Igual te descubres como una excelente boxeadora :)

Un abrazo

Horacio Fioriello dijo...

Ave!!! como no entenderte, si esta misma mañana patee la pata de la cama, descalzo, con mi dedo meñique,...ay! que se torcio mi dia!!! tambien añoro en dias como este, una piscina de amioptica medicina...regresion? naaa... mala leche de teta nada mas
besosdeesos!!
Horacio

Belén dijo...

Si es que cuando empizan las preguntas monótonas ya se acaba todo!

Besicos

Avellaneda dijo...

Es cierto Julio pero en mi casa no cabe el saco de hos...digo de puñetazos así que me conformo con tener una excelente mala leche :-p. Pero muchas gracias por el consejo, lo tendré en cuenta.
Un abrazo grande, compañero

En primer lugar Horacio gracias por entrar por aquí :) y en segundo lugar, solo de leer lo de tu dedo meñique he sufrido el mismo dolor jeje... si, hay días en los que no controlas todo lo que sucede a tu alrededor, se escapa y deseas dar un grito y un puñetazo en la mesa. Pero no se puede...
Un abrazo y aquí tiene usté una silla para tomar café o mate :)

Avellaneda dijo...

uy Belen te colaste antes de mi réplica... seguro que tienes razón pero no sé, detrás de las telarañas está la esperanza allá al fondo, lejos pero está... además, cuando el "tequiero" te lo niegas a ti mism@...
Un beso

Estrella Altair dijo...

Hola....!!!!

Bueno.. esos dias se pasan.. los vínculos a quienes amamos, no son siempre puros...y perfectos...y nosotros mismos mucho menos... y esa ansiedad.. ese no saber... esa irritabilidad......

... la entiendo tan bien..

.. y tenemos derecho y la obligación de no engañar y mucho menos a nosotras mismas...

...y decir hoy no puedo...

... mañana Dios dirá..

...y dejarse estar... sin ser perfecto... ni en el amor

Me gustó mucho...

.... mas que aquellas de amor... que ves tantas en las red..

... de amor empalagoso y perfecto que todo el mundo parece tener siempre y de manera permanente..

Besos

raindrop dijo...

Los seres humanos convivimos con un germen siempre presente de insatisfacción o inconformismo que nos lleva a estos devaneos. Es uno de nuestros mejores valores: nos permite progresar, avanzar, mejorar... pero tiene su reverso tenebroso, y es que, cuando las cosas no transcurren por los cauces previstos (o deseados), no nos queda más que el recurso del pataleo ...y seguir en la brecha ;D

besos

Avellaneda dijo...

Gracias Estrella veo que a tí también te dan de esos días de mala leche :) Si, no somos perfectos y es un gusto poder decirlo bien alto y aceptarlo. Besos

Rain pues tenebroso no sé si es pero desesperanteeee. Efectivamente, es cuando se te escapan las cosas a tu control cuando la desesperación y la mala leche aparecen y todo parece que se tuerce. En fin, es cierto que no queda otra que tirar para adelante, aunque lo que me apetecería sentarme y quedarme quieta por un tiempo... indeterminado!
Besos compañero!

AnaR dijo...

Este poema es como subirse a lo alto de un monte y pegar un grito que provoca un eco interminable.¡¡Y que bien se queda una!!

Coño...¿y no se puede parar el mundo? cachislamarsalá.

Buen fin de semana.Muxux.

SIB dijo...

Sólo hay algo claro después de ese día negro, torcido,torcidisimo en el que todo se nos presenta casi incierto y nauseabundo...después de esos chunguisimos momentos sabes como yo,que asoma por el quicio de la puerta un atisbo de esperanza que nos viene al pelo como tabla de salvación...
Y asi sucesivamente, ya sabes¡¡
Un besito compañera, en este mal día tambien voy codo con codo contigo...

Avellaneda dijo...

Pues no Ana no se puede parar, que ya lo he intentado alguna vez que otra y ha sido imposible chica! terco que es el mundo leñe! Un beso grande!

Entonces sabes perfectamente de lo que hablo eh SIB? pues si, hay días negros y retorcidos pero siempre hay algo que te va sacando del pozo... volveremos a caer en esta malauva pero siempre siguiendo en el carro
Besos compañera, espero que en tu caso se haya acabado el mal día :)

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates