Cómo quitar una mancha de sangre



Tienes una mancha de sangre en el cuello de la camisa, que por cierto ¿siempre usas camisa? Me resulta extraño porque un chico joven como tú suele llevar camisetas de esas con lemas graciosos. Algunas les he regalado yo a mis hijos. Porque sí, tengo hijos. Tres hijos como tres castillos, ya emancipados ¿eh? No te vayas a creer. Estudiaron y en cuanto tuvieron oportunidad se fueron, que no se lo reprocho porque para vivir en mi casa hay que tener valor. Mi marido es un pesado que no para de hablar y de pedir y de mandar. Yo normalmente no hablo nada, no puedo, a no ser que lo haga cuando estoy sola, que lo hago eh?. Porque no se puede estar sin hablar mucho tiempo, es algo necesario…

¿Quieres que te de un remedio para quitar esa mancha de sangre de la camisa? ¿Te la hiciste afeitándote a que sí? Es que mira que sois descuidados… que uno se afeita sin camisa hombre, primero afeitarse y luego después de un rato se pone uno la camisa. Anda que no se lo he dicho yo veces a mi marido, aunque nunca me hizo caso. “Eres una inútil” me dice cuando tiene el día torcido, qué es la mayoría de los días. Una inútil que ha estado manteniéndole y cuidándole sin pedir nada a cambio y que ha sufrido sus desprecios durante años….

En fin… a ver, para quitar la mancha. Coges un bote de agua oxigenada y lo echas sobre la sangre. No me mires así, ¡es un remedio infalible! Se quita la mancha en un pispas, y luego a la lavadora, claro, que igual eres capaz de volvértela a poner….

No sé, esto es ridículo, no paro de hablar porque no quiero decir lo que realmente pienso en estos momentos. Soy una mujer de impulsos, al menos desde que me separé y muy curiosa, cosa que agradezco no haber perdido en todos estos años de vida materno-marital que me he tragado.

Por esa razón me compré el ordenador, que me dijo Paqui que lleva ya un año con él y la entretiene mucho. Me lo compré, aprendí a trancas y barrancas pero aprendí a manejarlo. ¡Qué de cosas hay para aprender en la vida! tu aún no lo sabes, te crees que lo sabes todo pero… ¡Ay dios! Otra vez me sale la vena de madre! Samuel, corazón, no vamos a prolongar más este sufrimiento ¿vale? Vamos a prometernos una cosa y luego nos iremos cada uno por nuestro lado como si nada de esto hubiera pasado. A partir de ahora lo primero que preguntaremos en un chat será la edad y esta vez prometemos ser sinceros ¿de acuerdo?



... Y también Espera aclaratoria en mi blog Escenas de vida

7 Comentarios:

Petrarca dijo...

No sabía lo del agua oxigenada pero tiene su lógica. No sé cómo no lo había pensado antes. Cuando te manchas con sangre alguien debería contarte esas cosas en vez de reñirte por haberte manchado. Y después, si acaso, preguntar si te ha dolido al cortarte. :)

Estrella Altair dijo...

Cada cual tiene en internet... ... lo que siembra...

.. Y Avellaneda.... hay maneras a través de la red... de percibir a las personas... se las "cala" de la misma forma.. que calas en la comunicación directa..

..... Si uno se deja engañar.... es por que quiere ese juego.. aunque sea un ratito..

Besitos...

raindrop dijo...

jajajaja ...y yo acordándome del Koji Kabuto de Montt y su messenger-mazinger xD

No me van mucho las cibercharlas (donde esté el directo, que se me quiten de delante los mesenyeres), pero algún buen momento he tenido con personas encantadoras :D
Por lo demás, aborrezco las cibertrolas...

besos

Avellaneda dijo...

Pues ya tienes un consejo doméstico más Petrarca :). El caso es que esta mujer debe estar muy harta y cansada de lavar camisas manchadas accidentalmente y ya lo del dolor se la traía al pairo. Un abrazo!

Estrella es como todo en la vida, tenemos lo que vamos sembrando y, como dice mi amiga siempre interneeet es muuuuuuuuy peligrooooosooo :) aunque da también grandes satisfacciones.
Lo que ocurre en esta historia que ha salido así, sin más, tiene que ver con una mujer X -sin doble sentido en este caso- y su liberación, una explosión, unas ganas enormes de conocer, de saber todo ello con prisas y, a veces, esas prisas dan resultados decepcionantes

Un beso

Jeje, pues si Raindrop, también lo pensé cuando vi la viñeta del Montt (casualidades de la vida). Esta historia surgió con la anécdota del remedio casero, me hizo tanta gracia que pensé en cómo incorporarlo en un (mini)relato y entonces visualicé a esta señora y el resto ahí está.

El msn y la virginidad... ummm... tengo otras teorías al respecto!

Bss

Belén dijo...

No, en serio, pacientes mías acaban así hablando conmigo de todo!

Besicos

julio dijo...

Entro y leo "Como quitar una mancha de sangre" y he pensado: ¿Me habré equivocado? jajaja

Está muy bien el relato; muy fresco y natural

Ub abrazo

Avellaneda dijo...

Belén a mucha gente no le cuesta nada ponerse a contar sus intimidades, quizá, como reflejo en la escena que publiqué en mi otro blog, porque se sienten muy solas y cuando ven un ápice de empatía atacan para aprovecharlo! Con lo cual me dice que tú eres de las personas que saben escuchar. Besos


Jajaja Julio no te has equivocado, no, lo que ocurre es que quería publicar un relato, necesito escribir historias y bueno, esta ha sido expontánea :p
Gracias por tu opinión y un besazo, compañero

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates