Autorretrato madrileño

Miguel, compañero bloguero, desde su magnífico rincón Mis fotos de Madrid -que os recomiendo si queréis conocer historias, rincones, curiosidades sobre esta ciudad-, nos pidió hace unos meses a sus lectores que, si teníamos a bien, le enviáramos un escrito sobre Madrid: sensaciones, ficciones, realidades, personajes, calles...

Lleva ya varias historias/relatos/poesías publicadas, entre ellas, por ejemplo, el relato de Tamara Refugio o Sombrerete de Belen in Red, primer post de este experimento. Digo estos dos porque compartimos lecturas blogueras, pero hay muchos más.

Confieso que me ha costado ponerme con ello porque, como le decía a Miguel en un mail, se me ocurrían un montón de cosas que contar, de rincones, calles, personajes, situaciones... pero no conseguía centrarme. Así que al final me decidí por lo que me cuesta menos; escribir una poesía sobre esta ciudad que me acogió hace unos cuantos años, sobre la gente que me he encontrado y que me trata tan bien. De todo eso surgió este poema que publica Miguel hoy en su blog y que comparto con vosotros .

Miguel, muchas gracias por tu generosidad y tu iniciativa que ha dado lugar a abrir mucho más estas relaciones blogueras.


Autorretrato madrileño


Atraqué en el puerto madrileño
antes del efecto dos mil
y le perdoné su falta de mar

Desde el primer día
de paseos concéntricos
de miguitas de pan
para no perderme en su enormidad
en mi retina se matizaron
sensaciones conocidas y extrañas

Mis ojos hasta entonces
abarcaban paisajes
demasiado tropezados
Bendije encontrar
la diversidad, la diferencia
Agradecí la bienvenida
sin muchas preguntas

Salir a sus calles
es mantener abiertos
los sentidos más primitivos.
No sé por qué me ha ganado,
quizá es su color que no podría definir
es la frescura de un portal en verano
el abrigo de sus calles cuando hiberno

Madrid me ha hecho egoísta
todo lo que observo me lo quedo
sus rincones me pertenecen
desde que mis pies
se hundieron en su perfil

Madrid se me antoja cambiante
en su cotidianeidad
Es una ciudad llena de pequeños pueblos
un cosmopolitismo a punto de explotar
inocencias disfrazadas de ambiciones
solidaridad silenciosa, sin nombres
transparentes que luchan por ser vistos
orgullo teñido de escepticismo
alberga guaridas de silencio
que hacen más sonoro el ruido
las esquinas, los cruces
la sorpresa de un encuentro
el descubrimiento de lo único
que siempre estuvo allí
sensaciones irrepetibles
llenas de transiciones

Madrid
jungla que crece
donde los camaleones
pueden vivir felices
Ciudad de contrastes
que acogió sin preguntas
mi saco de contradicciones


Todas las fotos incluidas en este post pertenecen a Miguel, excepto la última que es de mi amiga Alicia

12 Comentarios:

Alicia dijo...

Como siempre, muy bonito. La verdad es que cómo describes a ese Madrid que tanto te gusta. Fíjate, yo madrileña de toda la vida, no sabría describirlo con esa profundidad. Y qué bien que viniste a Madrid y te conocimos.
Las fotos muy bonitas, la última la reconocí y dije 'anda, esa es mía', gracias por ponerla en un blog de Madrid. Algún día tendremos que retomar esas rutas por los madriles.
Un besote,
Alicia.

Miguel dijo...

Gracias a ti Merche por tu colaboración. Ha sido todo un placer.

Iba a decir que espero que se repita pronto, pero ya sabes que será así porque aún está pendiente lo de aquellas respuestas que me mandaste-

Besos

Nos vemos por Madrid

Basquiat dijo...

poetica descripción de esas ciudades que se construyen dentro nuestro complementandose y complementándonos.
las fotos estan magníficas.
un fuerte abrazo amiga.

Tamara dijo...

Hermosa reflexión de una madrileña de adopción, como casi todos. Te han quedado unos versos profundos, completos, está todo lo que eres, has encontrado y aportado a Madrid. No podías escoger poema más bonito y bien escrito para honrar la iniciativa de nuestro querido Miguel, y además, qué bien acompañadas vienen tus letras con esas fotos tan chulas.
En el poema hay muchos detalles, pero me quedo con esto: "alberga guaridas de silencio
que hacen más sonoro el ruido".
Un besazo.
P.D.: Gracias por la mención :-)

Avellaneda dijo...

Muchas gracias majos, ya os pagaré unos cafeses un día de estos :)

Alicia, hay que recuperar esas rutas turísticas por Madrid (para algo que el ayto organiza... pero no gratis... :p) porque hay que enseñar a Adrián dónde ha nacido! Un besazo, madrileña

Miguel las colaboraciones entre blogs han dado muy buenos resultados muy satisfactorios para mi, lástima que se hagan muy de ciento en viento. Espero ver mis respuestas a tu cuestionario en tu blog :)
Y si, nos vemos por Madrid ¿por donde si no?

Basquiat como se suele decir aquí uno no es de donde nace si no de donde pace y yo ahora lo hago en esta ciudad tan grande pero que me acogió tan abiertamente que me sorprendió, la verdad. Un abrazo graande

Tú sabes Tamara cómo me siento en esta ciudad porque hemos compartido y lo seguiremos haciendo momentos buenos y malos aquí. Esa gran vía de villaverde que soporta nuestros paseos y conversaciones que siempre se quedan cortas es un buen testigo. Un besazo amiga!

S.Grazalema dijo...

qué bonito, Merche! debería intentar hacer yo lo mismo, en honor a mi propia ciudad; me ha gustado muxo tu poema!! muak!

Avellaneda dijo...

Gracias Grazalema, ya me gustaría leer tu homenaje a Madrid.
Es cierto que, los que venimos de fuera -es decir, el 98% del personal-, siempre vemos en Madrid detalles o sentimos la ciudad de manera diferente que los nativos. Claro que dentro de 20 años quizá la cosa no pinta igual...

Besos guapa

Estrella Altair dijo...

Madrid, tiene algo que... engancha... que te droga.. que es como mágico, lo odias y lo amas a la misma vez..

.... Lo describes muy bien... pero le falta mar... ese puntito que dá a las ciudades el mar... esa brisa.... esa independencia.. de salir... navegando..

.. En Madrid... con su punto de esclavitud.. tienes que navegar por fuerza en sus entrañas... y eso hace que la vinculación con él... sea profunda y muy muy sentida...

.. pero algo gris.

... para mi Madrid es ambivalencia pura.

Besos

raindrop dijo...

La de cosas chulas que pueden salir de una experiencia combinada de blogs, a que sí ;D

El principio de tu poema me ha sugerido la sensación de estar en un inmenso estómago y hacer todo lo posible para no ser digerido sin más: seguir en él, pero no desaparecer en él. Quizás sea el punto de desasosiego inicial que se tiene en las grandes urbes y que luego va atenuándose a medida que uno encuentra sus propios espacios (digestion-proof) en el gran estómago.
En cuanto a las contradicciones, parece que os complementáis bien :D

Muy redonda, la experiencia-conjunta-bloguera

besos

SIB dijo...

Puff niña no podías haber hecho un retrato mejor de la "ciudad de mis amores", vivir Madrid es una experiencia especial (no me atrevo a decir única), pero es verdad que la ferocidad de su asfalto atrae de manera mágica...
Su inmensidad, pese a lo que puedan pensar, no distanciani enfria simplemente permite que podamos mirar mucho más allá, hacia otros horizontes...
Se me nota mucho el plumero?
Precioso tu poema de verdad
Un beso compañera.

Avellaneda dijo...

Después de lo que he publicado no sé si es bueno responder a los comentarios… es broma, es un placer como siempre

Estrella, es curioso, muchos madrileños que he conocido me dicen que cómo me puede gustar Madrid, como me lo dicen los de mi tierra. Es cierto, es un lugar que puedes odiar o amar pero que nunca, nunca te deja indiferente. Desde luego que si Madrid hubiera tenido mar y si ese mar fuera el cantábrico… para mi sería perfecta!
Besos

Rain, pues creo que has captado la sensación que me provocó Madrid cuando llegué. Temblaba de miedo y de incertidumbre pero y lo bien que me lo pasé descubriéndola? Aun ahora me sorprendo callejeando por este gran pueblo disfrazado de gran ciudad. Y si Madrid y yo tenemos muchas contradicciones, por eso me enamoré! :D
Abrazos

¿Notarse el plumero SIB? paaaaaaaara nadaaaaaaa! XD. Madrid no es distante, al menos en mi experiencia, si no que acoge generosamente. No puedo decir más que buenas palabras para esta ciudad en la que vivo en estos momentos.
Besos grandes, compañera

AnaR dijo...

Yo tengo un recuerdo maravilloso de Madrid, en...agosto.Pero sería incapaz de bordar un poema como lo hiciste tú,de esta ciudad que como toda gran ciudad tiene sus contrastes pero donde la diversidad convive...Fantástico,Merche.Realmente fantástico.

Un abrazo

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates