Me bilbainizo...


Lo noto, va poseyéndome sin que pueda ni quiera evitarlo. Ya está aquí Marijaia y la semana más larga de Bilbao, ya está aquí la Aste Nagusi.

El espíritu de esta fiesta sube por mis pies dotándome de unas zapatillas, las más viejas y cutres ya que puede que no sobrevivan; va por mis pantorrillas hasta mi caderas y ya tengo puestos los vaqueros; llega hasta mi barbilla y visto una camiseta y el pañuelo azul está atado a mi cuello.

En mi mente se oye el ruido ensordecedor de músicas diferentes que te indican que acabas de pasar de una txozna a otra (pronúnciese “chosna”, son las casetas de las comparsas bilbaínas que surten de carburante líquido y sólido a la buena gente que se acoda como puede a su barra).

Diez días y noches de fiesta. Pero no solo es el vaivén de gente, la alegría, la bebida y la borrachera, los bocatas de chorizo a la sidra, los fuegos artificiales y las comparsas, las cuadrillas, el ambiente de fiesta, el olor a pis del Casco Viejo, los punkies sucios durmiendo en los parques, los chicos disfrazados de mujer (siempre hay alguno, digo yo que serán travestis frustrados que aprovechan las fiestas como excusa), los que se suben a los semáforos, los que intentan escalar el mástil de la ikurriña frente al Arriaga como si de una cucaña se tratara, el terminar hasta las orejas de kalimotxos… Es eso y más, es el bilbainismo que se respira por todos los lados.

En la televisión por ejemplo. El año pasado, por desgracia, estuve postrada por un "jodioesguince" y no pude disfrutar de las fiestas pero vi todos los programas que pude en las televisiones locales.

Los bilbainos en esta semana somos más bilbainos que nunca, somos los mejores, los que mejor fiestas hacemos, los más elegantes y chulos, los más amables y los mejores anfitriones, el resto de festividades a nuestro lado son fiestas de barrio y, permitidme esta licencia al menos hasta el 27 de agosto, es cierto. Bilbao es la capital del mundo, la mejor, la más divertida, alegre, sucia, mal oliente, la que mejor sabe divertirse…. ¡¡Bilbo forever!!

Ya está, ya llegó, ¡soy una bilbotarra de pro! No he podido resistirme mucho ¿verdad? Pero es que es algo tan fuerte… Es un caso inocente de locura transitoria, no os preocupéis.

En estas fechas no hay sitio para odios, malos rollos, políticas y estupideces varias. Bueno, siempre los hay que les da por escalar fachadas por quítame tu de ahí ese trapito, pero “iluminaos” hay en todo el mundo mundial, Bilbao en eso no se iba a escapar ¡No es tan perfecta!

Llevo años sin poder disfrutar de las fiestas y este año desde mi querido Madrid siento morriña, pero se que mis amigos disfrutarán por mi ¿verdad Charo? ¡¡¡Un bokata de txorizo y un patxaran con muchos, muchos hielos a mi salud!!!.

Gora Marijaia! Gora Aste Nagusia! ¡Viva Marijaia! ¡Viva la Semana Grande!

Una bilbo-enajenada.

Nota: Para que os “empapeis” de la historia y características de esta fiesta, podéis echar un vistazo a la página de las comparsas bilbaínas.

3 Comentarios:

Tamara dijo...

Jajajaja...qué buenoooo...te juro que según iba leyendo el post te iba brotando más y más el acento de Bilbo...
Chica, que me das una envidiaaaa, con añoranza y todo, aun en la distancia. Los que vivimos en Madrid no tenemos un referente igual. Las fiestas de la Paloma, San Isidro (es mi opinión, claro) perdieron tiempo ha el aroma local, de barrio en una ciudad, de gente que se encuentra, que se acerca andando y se divierte durante toda la semana, no un rato la tarde del sábado cuando te acercas al centro a ver a gente mayor vestida de chulapos como si fueras un turista.
Disfruta de esta melancólica bilbainización desde la distancia, y no dejes de contárnoslo a los que no lo hemos vivido... ;-D
Besos.

Avellaneda dijo...

Aibá la hostia pues... pues eso arreglar, se arregla enseguida oyes, un año ya podíamos asercarnos a la Aste Nagusi a tomar unos kalimotxos, yo pago todas las rondas oyes, que pa' eso soy de Bilbao pues!

¿Ves? ¡si es que llegar estas fechas y la boina a rosca que se me pone! :-D

Anónimo dijo...

LA CHARO DICE:
Merche lo del bokata de chorizo lo haré "amos" que si lo haré.
De todas formas te recuerdo la gran tradición de comerlo viendo los fuegos, ya los he visto tres días y sin bokata.
Te estoy echando muuuuuuucho de menos.
Un beso y Tamara animaros y al bokata os invito yo que tambien soy de Bilbao jejeje

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates