Instantes III


Trenes que pasan
frente a mi estación vital
fantaseo con la osadía
de un salto irreflexivo
En un instante deliro
sueño con lugares lejanos
donde imagino ser más...
ser distinta

Mis quimeras
están de capa caída
será la astenia
estacional y arbitraria
la que me martillea los músculos

Reivindico, me rebelo contra la pasividad
y el silencio que escucho
es más lacerante que el insulto

No quiero viajar,
solo sacudirme esta tristeza
que es doble piel en mí

Los ciclos que me acompañan
me revientan pero... son mi latido

Siguen pasando trenes, sin parar
sigo soñando en saltar

16 Comentarios:

nerea dijo...

Igual que pasan esos trenes, dentro de poco pasara tu tristeza y ya verás como todo acaba estupendamente.

Alguna vez fantaseando sí que he pensado en coger un tren y que te lleve a cualquier lugar pero por descubrir un sitio nuevo, solo por ver que hay por alla... Cuando quieras hacer eso que sea por la emoción de conocer algo nuevo, no pq quieras escapar de esa tristeza...

Besicos guapisima y ya sabes que aqui esta tu familia bloguera para pasar los malos tragos.

Danelí dijo...

El andén de tu corazón está esperando que el tren se lleve la pena, pero sólo eso, y ya luego te pones a saltar y a sonreír, con una margarita en el cabello....yo te mando la flor =)

hasta pronto!

Tamara dijo...

Pero siguen ahí, los deseos, los sueños, las ganas de saltar. No se han ido, sencillamente se han ocultado un poco. Han dejado paso a otras emociones, las que vienen y van, según el día y las fuerzas con que te levantes. Pero tampoco están en primera línea siempre, también se ocultan a veces, y vuelven a ocupar su espacio los sueños, y las ganas de saltar y empezar de nuevo. Y así estamos, toda la vida en un sinvivir parriba y pabajo...que como decía mi abuelo, esta vida requiere otra.
Lo que espero que no te falte nunca es el sentido del humor, o por lo menos, las ganas de reírte.
¡¡Que ninguna astenia pueda con tus ganas de reír!!
Recuerda que soy fan. Eres muuu grande.
Besitos.

Xiketä dijo...

A veces por mucho que queramos escapar, la vida nos deja en una estación y debemos cumplir nuestra función alli.
Aunque el dolor sea demasiado fuerte, siempre hemos de saber plantarle cara, aunque creamos que no tenemos fuerzas, siempre salen de donde menos esperas.
La vida es complicada, el amor es maravilloso, y quizás por amor, hemos de soportar lo que la vida nos depare.
Y pienso como Nerea (guapa!!), que igual que ahora los trenes que te harían escapar pasan, pronto los trenes se irán llevandose lo malo con ellos, y verás como todo ha salido bien.
Entonces ya si quieres, te vas a coger el próximo, y te tomas un descanso, para meditar...o para disfrutar de la vida...
Besos!!!!!

Avellaneda dijo...

Nerea, muchas veces entran ganas de huir lejos, pero luego sabes que no es la solución, son solo esos instantes en los que todo se hace cuesta arriba. Entonces siempre hay algo que te anima, cualquier cosa y ya te olvidas del por qué querías irte.

Soy cobarde por naturaleza pero también me gusta vivir asi que, aquí seguimos viendo pasar trenes!

Algún día cogeré el que me corresponde pero siempre he fantaseado en montarme en uno que vaya al mar y darme una vuelta por ahí.

Muchas gracias guapa, en mi familia bloguera… ¿tu eres la hermana menor? Jeje

Danielí pues espero que así sea!! Gracias por mandarme la flor, mira, las margaritas son mis flores preferidas después de los pensamientos… quizá sea por esa imagen que tienen de alternativa (me quiere, no me quiere… )

Me gusta verte por aquí. Besos

Tamara los sueños siguen aquí pero como dormidos, imagino que volverán porque ahora no es su tiempo… en el futuro hay algo que me ilusiona y que no te conté el otro día, espero en estos meses que vienen, poder tener algo de tranquilidad para tocarlo de refilón aunque sea.

Qué razón tiene tu abuelo, y parafraseando a tu abuela callao está dicho!! :)

Y ya sabes que el sentido del humor no falta nunca, con lo que me gusta reirme de mi misma! Si es que… soy un filón jajaja Un beso y una carcajada de esas sanas y ruidosas! XD

Xiketä mira, quizá estamos, con diferentes situaciones y salvando todas las distancias, en un mismo punto tu y yo, al borde de un abismo que supone cambios. Le plantaremos cara, claro que sí! que no sabe el dolor y la incertidumbre con quién están hablando!! (esta frase siempre quise decirla) :)

Un beso grande y gracias por tus palabras

nerea dijo...

Claro! jajajajaj... bueno aunque hay que decir que Soloyo es la peque peque... que es mas joven que yo :-D

nerea dijo...

Que se me había colado el mismo comentario dos veces... por eso lo he suprimido...

Avellaneda dijo...

Bueno va Nerea, Soloyo la peque y tu la de en medio... aquí las trillizas a destiempo del blog! XD
Borro tu duplicado, no problemo. Besos

Basquiat dijo...

esos latidos que son tristeza, sucede que se vuelven mas frecuentes que los otros, mejor que el tren no nos lleve a nosotros sino se lleve nuestro invierno.
un abracito avellaneda en la distancia.

Tormenta. dijo...

Hola niña,espero que todo bien, me tengo que poner al día con tu blog.

Se te echaba de menos, de verdad,
Abrazos.

raindrop dijo...

El gran tema de las escapadas.
A veces sólo los deseos se suben al tren, mientras que todo lo demás se queda en el andén. Y viajan y vuelven, y nos dicen que no se está tan mal aquí.
A veces.

Me ha gustado leer tu poema. Esas sensaciones tan compartidas

un besazo

Avellaneda dijo...

Basquiat no lo sé si los latidos de tristeza son más frecuentes pero pesan mucho más o es la impresión que tengo en estos momentos. Gracias por ese cálido abrazo, otro para ti amigo

Hola Tormenta, las cosas van que, como suelo decir, ya es! Espero que disfrutes con la visita a este rincón que yo también te echaba de menos! Un beso grande viajera!

Raindrop estoy empacando las tristezas, creo que podré subirlas al tren de las 18:00. Que se paseen un poco y me dejen un rato tranquila. Pero no sé si tendré que pagar mucho por sobrepeso :o)Un placer que te guste la verdad. Un beso para ti también hombre-grease ;)

julio-entuinterior dijo...

Pero dicen que los viajes sirven para ahuyentar las tristezas.
Pero claro, para ello hay que arriesgarse y saltar.

Besos

Avellaneda dijo...

Pero a veces no es el momento, así que, tienes ganas, saltarías pero no es el momento... nop...
Besos Julio

julio-entuinterior dijo...

Avellaneda, pero ¡¡cómo me ha podido pasar esto con un comentario tuyo...!! jajaja
Pues sí, ahora al hacerme otra persona un coment a ese post (cita del 22 -5) me doy cuenta que me dejé el tuyo sin contestar :((

Lo siento, pero no se por qué me parece que me lo vas a perdonar :)

Un abrazo

Avellaneda dijo...

jajaja Julio estaba ya al borde de la depre... que noooo, que no tengo nada que perdonar! mira que se te ocurren unas cosas!!
Un besico maño! :o)

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates