Desarmada

A todos esos niñ@s que están de camino y que me permitirán aprender de nuevo

La mirada de los niños
me perturba
andan con su primera revista
de adán en el paraíso
descolocan mi lógica
como acto reflejo

Los niños me desordenan
porque son sabios
Sus porqués buscan desarmar
sucumbo a sus sentencias
de sensatez superior

Los niños, pequeños, serenos
aprenden y crecen
alimentándose de nuestra torpeza
Da igual que te indaguen
unos ojos negros,
limeños, bonaerenses, castizos
Miran y absorben
Se llenan de emoción
con la música
Son ajenos al odio
Reciben con sonrisas
el cariño
Atesoran el amor
en besos derramados
por su, en apariencia, débil cuerpo
Abrazan con suavidad
y derriten tu esencia
estremeciendo

Los temo porque
echo de menos
todo lo que perdí
Difícil lección
aprendida al ver
la limpieza de sus miradas

Temo su fuerza clara
porque veo su futura madurez
me aterra su transformación
Y es que cuando crecemos
no aprendemos
comenzamos a ignorar




7 Comentarios:

Tamara dijo...

Qué ciertos son tus últimos versos: crecemos y aprendemos a ignorar...ay...
No deberíamos despojarnos nunca de esa capa de niñez, de sorpresa, de intención, de esponja, de impulso.
Pero crecemos, y nos olvidamos de que fuimos niños y fuimos capaces de todo.
Un besote, guapa. Muy tierno y muy bonito.

raindrop dijo...

Bello poema. Sólo hay una cosa que no hacen bien los niños: imitar a los mayores (con lo poco ejemplares que nos hemos vuelto...)

échale un vistazo a esto:
http://es.youtube.com/watch?v=vkaQ-2GujoU

Espero que algún día lo hagamos al revés (ya sabes: si no fuéreis como niños...)

besos

Avellaneda dijo...

Veo a los niños y me da por pensar en cuanta inocencia y que bien la llevan. Me veo a mi sin parar de darle vueltas a lo complicado de la vida, en las tristezas, en mi cobardía y en cuanta de esa inocencia he perdido. Siempre quise ser más mayor porque notaba que me faltaba algo y ahora que estoy donde quiero (más o menos, sin exagerar) echo de menos ese andar por la vida sin tantos miedos. A veces hago caso a mi niña interior, no creas, y sueño e incluso, con muchos adornos, me arriesgo :o)
Muchos besos Tamara

Ese vídeo es impresionante Raindrop, lo conocía y sobrecoge ver en la cara de un niño, el odio…
Los adultos comienzan a ignorar, a ignorarse tiñéndose de no se qué obligaciones que les cambian. ¡Pues seamos niños jolines ya! ;o) y … que nos encierren si quieren!
Un beso grande Raindrop

Basquiat dijo...

es cierto, cuanto mas crezco y mas aprendo, màs me doy cuenta que la unica sabidurìa pertenece a los niños.

Avellaneda dijo...

Si es que... aunque me desconciertan los niños confieso que es envidia, pura envidia. Besos amigo

julio-entuinterior dijo...

Aunque pueda formar parte de alguna campaña publicitaria, pues ví la cita en una marquesina de bus, leí lo siguiente:
"Apreciar la vida es de listos.
Disfrutarla es de sabios"

De ahí lo de sabios que dices de los niños. Ellos sí disfrutan la vida

La buena noticia es que aún podemos rescatar a ese niño que todos llevamos dentro y por tanto disfrutar,

Un beso

Avellaneda dijo...

Los niños están para recordarnos que su mundo es posible incluso para nosotros pero, aunque siento envidia de ellos, me cuesta quitarme la carcasa de la madurez Se hace en momentos por ejemplo de risas con los amigos, en esa edad del pavo que sale en los mejores momentos....
Un beso grande amigo Julio

 

© Copyright Avellaneda . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates